Publicado 26/02/2021 15:16CET

Los centros residenciales de Navarra tienen 12 casos activos, menos de la mitad que hace una semana

Las personas vacunadas podrán realizar las mismas actividades que el resto de la ciudadanía fuera de los centros

PAMPLONA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los centros residenciales de Navarra registran este viernes una incidencia activa de 12 casos de Covid-19 frente a los 29 registrados hace siete días, según ha informado el Departamento de Derechos Sociales del Gobierno foral.

De los casos positivos, tres personas han sido ingresadas en centros hospitalarios, seis permanecen en sus centros, cuatro de ellas asintomáticas, y tres cursan la enfermedad en los recursos intermedios.

Las altas epidemiológicas se cifran en 597, mientras que 16 personas trabajadoras se encuentran de baja: 15 con síntomas de la enfermedad y una asintomática.

Por su parte, en los centros de discapacidad se contabiliza únicamente un caso activo de una persona que ha ingresado en un hospital. En este caso suman 109 las altas epidemiológicas y cuatro personas trabajadoras se encuentran de baja.

CAMBIOS EN LAS MEDIDAS PREVENTIVAS

Por otro lado, según tiene previsto comunicar este viernes el Departamento de Derechos Sociales a las familias y residentes, las personas vacunadas podrán realizar las mismas actividades que el conjunto de la población en sus salidas de la residencia.

Así, y tras el cambio de la normativa general para toda la población, podrán realizar paseos de manera autónoma o acompañadas, acudir a un restaurante o terraza, y a domicilios de familiares cumpliendo en estas salidas las mismas normas de prevención establecidas para el conjunto de la ciudadanía, tanto en espacios públicos, como en domicilios particulares.

En todo caso, se recomienda guardar escrupulosamente las medidas establecidas, de uso de mascarilla de forma permanente, salvo en el momento puntual de la ingesta de comida o bebida, higiene de manos, distancia y adecuada ventilación, ya que, de no poder cumplirlas, tendrían que someterse a una PCR al regreso y a un posible aislamiento preventivo.

Para asegurar el cumplimiento de las medidas preventivas obligatorias durante las salidas, las personas usuarias o sus familiares deberán firmar una declaración responsable.

En cuanto a las visitas, los centros van ampliando poco a poco el número y duración de las mismas, manteniendo los protocolos sanitarios y medidas higiénicas establecidas.

Estas visitas se seguirán realizando, exclusivamente, en los espacios habilitados para este fin, con acceso independiente o con circuitos de acceso distintos de los del tránsito habitual de residentes.

Seguirá siendo necesario solicitar cita previa, podrán acudir simultáneamente dos personas de la misma unidad familiar y se puede mantener contacto físico a través de las manos. En el caso de personas encamadas, se podrán también recibir la visita en su habitación.

La consejera de Derechos Sociales, Mari Carmen Maeztu, ha destacado que "ir recuperando la normalidad poco a poco es, sin duda, una buena noticia, sobre todo después del gran sacrificio que han hecho las personas mayores, con discapacidad y enfermedad mental durante el último año".

No obstante, ha hecho un llamamiento a los centros y residentes para seguir cumpliendo estrictamente las normas recomendadas en cada momento por las autoridades sanitarias "porque de que lo hagamos o no dependerá en gran medida esa vuelta a la normalidad que tanto deseamos".