Actualizado 10/11/2007 19:21 CET

Cien personas rechazan mediante una concentración las correcciones al proyecto de vertedero del Perdón

PAMPLONA, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un centenar de vecinos de los pueblos afectados por proyecto del vertedero del Perdón-Erreniega se concentró hoy frente a las sedes de las empresas promotoras Ream y Anecop, en Huarte, para mostrar su rechazo a la corrección que han presentado ante el departamento de Medio Ambiente.

En opinión de la Asamblea de Pueblos, no desaparecen la "enormes afecciones" que durante quince años o más ocasionarán a los pueblos cercanos, tales como "ruidos, polvo, contaminación y tráfico".

Según valoró la Asamblea mediante nota de prensa, si se lleva a cabo el proyecto pasarán por Astrain, Muru, Paternáin y el cruce de Zarikiegui "más de mil camiones diarios de escombro y restos de construcción, con el enorme riesgo que ello supone para los vecinos y las casas".

La Asamblea destacó que el "macrovertedero" estará a menos de 250 metros de Undiano y 750 de Astrain. También trasladó que, según un reciente estudio del doctor Javier Leoz, director de neumonología del Hospital de Basurto, "el tráfico pesado produce un incremento muy importante de las afecciones severas de asma en niños". "Lo mismo podemos decir del polvo producido en un vertedero de tierras", indicó la Asamblea.

El próximo miércoles 14 de noviembre, el Ayuntamiento de la Cendea de Zizur se reunirá con la Consejera de Medio Ambiente para analizar el proyecto y buscar alternativas al mismo.

Por otro lado, la Asamblea de Pueblos ha convocado una reunión de vecinos, el día 18 domingo a las 19,30 horas, para analizar la situación y programar nuevas movilizaciones, si fueran necesarias.

La Asamblea valoró "muy positivamente la concentración de hoy, ya que asistió el 20 por ciento de los vecinos de los pueblos afectados, equivalente a una manifestación de 40.000 personas en Pamplona".

"Una vez más los pueblos han dicho a Ream que no quieren su vertedero, que busque otras alternativas que no molesten a los pueblos y sean más respetuosos con el Medio Ambiente. Para ello tiene nuestra mano tendida. Para imponer su vertedero destructor nos tendrá enfrente", concluyeron. El proyecto es una iniciativa de Ream y Anecop. Son empresas socias de Ream aquellas que pertenecientes a la Asociación Navarra de Empresas de Construcción de Obras Públicas (Anecop), Asociación de Constructores Promotores de Navarra (ACP) y a la Asociación de Gestores de Residuos de Navarra (AGERENA).