Un congreso reunirá en la Universidad de Navarra a más de 60 expertos en seguridad alimentaria

Publicado 27/05/2019 13:51:01CET
UNIVERSIDAD DE NAVARRA

La red Micofood investiga sobre micotoxinas como la acratoxina A, peligrosa para la salud por su presencia en vegetales y cereales

PAMPLONA, 27 May. (EUROPA PRESS) -

La red nacional sobre micotoxinas y hongos toxigénicos Micofood se reúne del 29 al 31 de mayo en la Facultad de Farmacia y Nutrición de la Universidad de Navarra.

El encuentro reunirá a más de 60 expertos en seguridad alimentaria, procedentes de las universidades de Extremadura, Complutense de Madrid, Santiago de Compostela, Zaragoza, Lleida, Autónoma de Barcelona, Granada, Valencia, el CSIC y la propia Universidad de Navarra.

La investigadora Elena González Peñas, una de las responsables del grupo Mitox de la Universidad de Navarra -organizador del encuentro-, ha explicado que "estos compuestos tóxicos los producen algunos hongos y aparecen en materias primas y alimentos".

Según ha indicado, "pueden ser peligrosos para la salud humana y animal, aunque solo unas pocas de las entre 200 y 300 micotoxinas que se conocen resultarían dañinas". En este sentido, ha detallado que los hongos productores pueden desarrollarse sobre vegetales y cereales, por ejemplo, que luego se dan a los animales o se consumen.

"Además, estas toxinas pueden pasar a productos animales (leche, carne o huevos), y llegar después al hombre. La presencia de micotoxinas en piensos y alimentos es muy difícil de evitar. No se pueden detectar por la vista, olor o sabor y son un problema de seguridad alimentaria a nivel mundial", ha precisado la experta.

Entre ellas, ha destacado por su toxicidad las aflatoxinas y la ocratoxina A. "Las aflatoxinas son las más peligrosas, ya que están clasificadas por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer como carcinógenos para el hombre. La ocratoxina A, por su parte, produce daños sobre el riñón. Otras micotoxinas alteran el sistema inmune -las fumonisinas- o el sistema endocrino -la zearalenona-", ha añadido la profesora González Peñas.

Según los expertos de la red Micofood, "resulta fundamental conocer el comportamiento de los hongos productores para evitar su desarrollo, conocer la presencia de estos compuestos en los alimentos y materias primas y estudiar los efectos tóxicos que pueden producir".

"Esta información sirve para que los organismos regulatorios de España y de la Unión Europea legislen unos límites máximos de micotoxinas que no se deben sobrepasar en los alimentos y así garantizar la seguridad del consumidor", ha subrayado Elena González Peñas.

El grupo de investigación Mitox es un grupo multidisciplinar que inició su andadura en el año 1996 con el estudio de la presencia de ocratoxina A en plasma humano en Navarra. Después, se ha ido ampliado la investigación a la presencia de esta y de otras toxinas en distintos alimentos -como vino, café, cacao, cereales, leche, etc-.

Una de sus investigaciones recientes analizó leche de vaca del mercado y de ganaderías españolas y no se encontró contaminación de ninguna de las 22 micotoxinas que se estudiaron. El grupo también realiza estudios de toxicidad. En uno de ellos se ha evaluado el impacto del sexo, la edad, la ingesta de comida y otros factores sobre los efectos tóxicos de micotoxinas individuales, como la ocratoxina A; así como de mezclas de ellas, como la aflatoxina B1 y la ocratoxina A.

Para leer más