Cuatro activistas africanas por los Derechos Humanos reciben el XVI Premio Internacional Navarra a la Solidaridad

Barkos y el presidente de LaboralKutxa junto a las premiadas
EUROPA PRESS
Publicado 20/11/2018 14:09:33CET

Barkos defiende la participación de las mujeres para "superar los grandes retos mundiales y humanizar la sociedad"

PAMPLONA, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

Cuatro activistas africanas por los Derechos Humanos Theresa Kachindamoto, Hulo Guillabert, Victoria Nyanjura y Oumou Sall-Seck han recibido este martes el XVI Premio Internacional Navarra a la Solidaridad en un acto en el que la presidenta del Gobierno foral, Uxue Barkos, ha considerado "imprescindible" la participación de las mujeres en todos los ámbitos y su presencia en puestos de responsabilidad para "superar los grandes retos de la humanidad" y "humanizar a la sociedad".

Con este premio, promovido de manera conjunta por el Gobierno de Navarra y Laboral Kutxa, se quiere reconocer la tarea llevada a cabo por instituciones, ONG y personas físicas que hayan destacado por su trayectoria en cualquiera de los ámbitos de la Cooperación Internacional al Desarrollo.

El galardón está dotado con 25.000 euros a repartir entre las cuatro premiadas, cuatro diplomas y cuatro ejemplares reproducidos de la obra símbolo del premio: la escultura Arri Ernai zaintzailea (piedra vigilante) de Jorge Oteiza.

Las cuatro mujeres africanas premiadas trabajan en el ámbito de los derechos de las mujeres, de la infancia y de la paz en conflictos.

En concreto, Theresa Kachindamoto, de Malaui, es la gobernadora de Dezda, uno de los distritos del país más poblados, y su lucha está enfocada a erradicar el matrimonio infantil. Ha destacado en su intervención que recibir este premio es "muy importante" para reconocer su trabajo y se ha mostrado "honrada" en recibirlo.

Por su parte, Hulo Guillabert, de Senegal, es defensora de la infancia, principalmente de menores-mendigo (talibés), víctimas de la trata de seres humanos y de la explotación económica de las personas adultas en su país. Ha agradecido la "solidaridad y sincera" y el "apoyo" de Navarra y ha remarcado que África, "cuna de la civilización, debe volver a la humanidad y curarse de la violencia a la que se enfrenta".

"La riqueza de África es enorme, muy codiciada, pero su mayor riqueza es la humana", ha enfatizado Guillabert, quien ha emplazado a "dejar que la juventud africana viva en paz, ya que es nuestro futuro".

Por otra parte, Victoria Nyanjura, de Uganda, ayuda a niños y niñas afectados por la guerra como asistente en el Proyecto de Justicia y Reconciliación (JPR), y como coordinadora de la Red de Defensa de la Mujer. Tras recoger el galardón, ha realizado un llamamiento a las mujeres que han sufrido la violencia a "no callarse, a hablar de las violaciones sufridas ante la guerra".

Por último, Oumou Sall-Seck, de Mali, actual embajadora de su país en Alemania, está comprometida en la reconstrucción del país tras los años de ocupación yihadista, con un enfoque en que revela el papel esencial de la mujer en la sociedad y en el campo de la política.

Sall-Seck ha puesto en valor que las cuatro premiadas "estamos completamente involucradas en favor de los derechos humanos y la construcción de la paz en nuestros respectivos países". Y ha resaltado que el Premio Internacional Navarra a la Solidaridad supone "una expresión en favor de la paz y los derechos humanos".

"EMPODERAMIENTO DE LAS MUJERES"

El acto de entrega ha tenido lugar este mediodía en el Salón del Trono del Palacio de Navarra, ante un centenar de personas. Además de Barkos, han estado presentes en la cita la presidenta de la Cámara foral, Ainhoa Aznárez; el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti; el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra; y la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, entre otros.

En su intervención, la presidenta del Gobierno navarro ha trasladado su reconocimiento a las cuatro premiadas y ha destacado que "el empoderamiento de las mujeres y su vínculo con el desarrollo sostenible es uno de los objetivos prioritarios de Naciones Unidas y de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible". Unos fines que, según ha indicado, "también están siendo asumidos por el continente africano, como lo demuestra que la Unión Africana haya denominado al periodo 2010-20 como el Decenio de la Mujer, o el incremento de los escaños parlamentarios ocupados por mujeres".

No obstante, pese a estos "avances", Barkos ha lamentado la situación en la que se encuentran las mujeres, "no sólo en África, sino también en otros continentes". "Las cifras mundiales son alarmantes: representan el 60% de todos los pobres del mundo, dos tercios de las personas enfermas de VIH en todo el globo y el mismo porcentaje se repite en el grado de analfabetismo, una de cada tres mujeres ha sufrido alguna forma de violencia de género, y solo el 10% de los gobiernos del mundo están en manos de mujeres", ha subrayado.

Según ha indicado la jefa del Ejecutivo foral, "los cambios que se están produciendo son el resultado de un proceso de lucha por el reconocimiento y la reivindicación de sus derechos". Y ha resaltado que "las mujeres africanas se movilizan y participan de forma activa en diferentes contextos". "Es por ello que hoy son, en el continente africano, un motor clave para alcanzar el desarrollo económico, promover la igualdad social y política, y obtener la paz en aquellos lugares donde aún hay conflictos de algún tipo, ha valorado.

En opinión de Barkos, "sin la presencia de las mujeres en los más altos puestos de responsabilidad ya sea a nivel local, nacional y global, no será posible superar los grandes retos de la humanidad como el empobrecimiento de más de media humanidad, la violencia, el abuso de derechos humanos, el abuso del poder y la injusta gestión de los recursos existentes".

También han intervenido en el acto el presidente de Laboral Kutxa, Txomin García, quien ha puesto de manifiesto que "la solidaridad entre las personas, entre los pueblos, entre las naciones, siguen siendo muy necesaria", así como el vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno foral, Miguel Laparra, quien ha destacado que en la XVI edición del premio se ha puesto el foco en "las vidas de estas cuatro excelentes mujeres".

Contador