Iniciada una excavación tras hallar restos humanos en El Carrascal

Actualizado 12/01/2015 11:57:15 CET
Imagen de la excavación.
Foto: EP/GOBIERNO DE NAVARRA

PAMPLONA, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La dirección general de Cultura del Gobierno de Navarra ha promovido durante el mes de diciembre de 2014 y los primeros días de 2015 una excavación arqueológica de urgencia con motivo del descubrimiento de restos humanos en el paraje de El Carrascal (Unzué).

   El hallazgo se produjo cuando la Mancomunidad de Mairaga abrió una zanja para arreglar una avería en la red de suministro de agua.

   Los datos concuerdan con la información histórica que sitúa el apresamiento y muerte de diez soldados de artillería del ejército napoleónico por el Corso terrestre de Navarra, (partida guerrillera contra Napoleón) en la zona de El Carrascal, según ha informado en una nota el Gobierno foral.

   Los hechos ocurrieron al comienzo de la Guerra de Independencia, en agosto de 1809, estando al frente de la operación el guerrillero Javier Mina, sobrino de Francisco Espoz y Mina.

   Los restos descubiertos corresponden a diez individuos depositados en una fosa de 6,60 m de longitud. Yacen alineados en dos filas, en conexión anatómica y en posición decúbito supino. La ordenación de los cuerpos es indicativa de un depósito colectivo y simultáneo, según ha indicado el Ejecutivo navarro.

   Además, se han hallado tres proyectiles impactados en los huesos, así como otras heridas relacionadas con el empleo de armas de fuego. Se trata de munición de plomo de forma cilíndrica, característica de los fusiles de avancarga empleados durante las contiendas del siglo XIX.

   Cabe recordar que la zona de El Carrascal fue lugar de frecuentes escaramuzas durante esta contienda, ya que era paso obligado para el aprovisionamiento y comunicación entre dos importes plazas fuertes en poder de los franceses: Pamplona y Tafalla.

   Los trabajos arqueológicos han sido realizados por la empresa Runa GPH, que entregará los restos a la dirección general de Cultura, para ser depositados en los fondos de arqueología de Cordovilla, donde se procederá a su estudio y publicación.