Publicado 15/12/2021 13:30CET

Se destinará un 16% más de presupuesto en 2022 a Empresas de Inserción y un 4,8% más a Centros Especiales de Empleo

PAMPLONA, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Navarra, en su sesión de este miércoles, ha adoptado un acuerdo por el que autoriza a la directora gerente del Servicio Navarro de Empleo, organismo dependiente del Departamento de Derechos Sociales, a incrementar en un 16% el presupuesto destinado en 2022 a Empresas de Inserción (EIS) y en un 4,6% el destinado a Centros Especiales de Empleo (CEE).

El Ejecutivo tiene como objetivo "contribuir al mantenimiento del empleo y la sostenibilidad de estas entidades que trabajan con personas en riesgo de exclusión social o con discapacidad, respectivamente".

En concreto, el presupuesto para subvenciones por salarios y cuotas empresariales a las EIS pasa de los 2,3 millones de euros autorizados para 2021 a los 2,6 millones para el próximo año, a los que hay que sumar otros 700.000 euros destinados a asistencias técnicas y otros 303.000 para inversiones que contribuyan a su competitividad, con un total de 3.603.000 euros de inversión, ha informado el Ejecutivo.

En cuanto a los CEE, los 12,5 millones comprometidos para este año aumentarán hasta los 13,1 millones en 2022, más otros 348.000 euros para inversiones, según ha aprobado el Gobierno de Navarra en su sesión de este miércoles. En total, más de 17 millones de euros para estas dos familias de la economía social.

32 ENTIDADES OPERANDO EN NAVARRA

En Navarra operan actualmente 16 Empresas de Inserción Social, en las que trabajan alrededor de 250 personas en riesgo de exclusión social. Tras la modificación de la regulación de estas empresas hace dos años, su número ha crecido progresivamente, pasando de 9 EIS en 2019 a 13 en 2020 y a 16 este año, con la previsión de nuevas altas en 2022.

El presupuesto destinado a estas entidades ha aumentado en la misma línea, pasando de los 2,2 millones de euros de 2019 a los 2,6 de 2020 y 3,1 este año, para alcanzar los 3,6 en 2022. El Servicio Navarro de Empleo subvenciona los salarios de las personas en inclusión (el 75% del SMI y cuotas a la SS), así como el de los profesionales que realizan las asistencias técnicas, con una dotación anual de 24.000 euros por cada técnico.

Las EIS les emplean durante un periodo máximo de tres años, en el que personal técnico les prepara para poder trabajar en empresas ordinarias. Entre el 30 y el 50% de la plantilla de las EIS debe estar integrada por trabajadores en procesos de inserción.

En cuanto a los Centros Especiales de Empleo, son también 16 los registrados en la Comunidad foral con más de 2.000 personas empleadas, en lo que supone por su volumen el principal instrumento de inserción en el empleo de las personas con discapacidad.

El SNE subvenciona entre el 50 y el 75% de los salarios de los empleados en los CEE, aporta hasta 1.200 euros anuales por cada persona atendida y cubre parte de los gastos del personal técnico y encargado, todo ello dependiendo del grado de discapacidad de las y los trabajadores y de la naturaleza del centro (con o sin ánimo de lucro), ha añadido el Gobierno.