EHNE considera que la renta garantizada "no es el problema para cubrir la mano de obra en el sector primario"

Publicado 10/10/2018 16:45:55CET

PAMPLONA, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

El sindicato agrario EHNE ha considerado que la renta garantizada "no es el problema para cubrir la mano de obra en el sector primario" y ha calificado como "inmoral e insolidario desviar la atención hacia una crítica artificial de la renta garantizada por criterios e intereses puramente políticos, teniendo en cuenta que vivimos en un mundo donde gran parte de la población carece de lo que podemos considerar esencial para sobrevivir".

EHNE ha señalado en una nota que "precisamente el sector primario, por ser el que genera esos productos vitales para la subsistencia, debe ser más sensible a dicha realidad y todos debemos estar agradecidos a la gente que trabaja en él, tanto a los agricultores y ganaderos titulares de las explotaciones que con gran esfuerzo las sacan adelante, como a quienes trabajan como contratados, bien sean jornaleros, temporeros o personas con contratos de larga duración".

El sindicato agrario ha afirmado que el sector primario "se encuentra en un momento difícil, cada vez hay un menor número de trabajadores que se dedican a él y el relevo generacional no está asegurado". "Somos conscientes, además, que los trabajos más duros -también ocurre en otros sectores- son desempeñados por las personas con menos recursos, sobre todo inmigrantes. La peculiaridad y temporalidad de dichos empleos obliga a la realización de contrataciones de pocas semanas, días e incluso horas, lo que dificulta enormemente esa relación laboral", ha señalado.

Asimismo, ha explicado que "la propia situación de muchas explotaciones, condicionadas por el modelo productivo que nos impone el sistema capitalista, minimiza un convenio laboral que no puede permitirse los sueldos de otros sectores, pero que también hay que cumplirlo".

También ha señalado que "en esta adulterada polémica sobre la renta garantizada se ha pasado por alto la situación de muchas personas 'ilegales', que no pueden formalizar un contrato de trabajo mientras no acumulen tres años de empadronamiento, una barrera mucho más importante que otras cuestiones que han salido a colación". "La renta garantizada no es la que está dificultando el hecho de que se cubra la mano de obra en el sector primario. Se trata de una cuestión de calado estructural, en la que se debería poner el énfasis sobre qué modelo de agricultura y ganadería se ha fomentado y se nos impone", ha indicado.

El sindicato agrario ha señalado que "no se puede centrar el debate en las ayudas a los más desfavorecidos para lanzar mensajes contra una política social por desgracia todavía necesaria cuando lo que realmente está en juego es la sostenibilidad económica, social y ambiental de nuestro sector". "Quienes hacen eso se sitúan al mismo nivel de desconocimiento que los que critican las ayudas a la agricultura y ganadería porque sí", ha afirmado.