Actualizado 29/09/2009 18:01 CET

Las enfermedades oculares degenerativas afectan a acerca de 30.000 navarros

PAMPLONA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las enfermedades oculares degenerativas afectan a cerca de 30.000 personas en la Comunidad foral, según se constató esta mañana durante un encuentro celebrado entre la consejera de Salud, María Kutz, y la Asociación de Retinosis Pigmentaria de Navarra (ARPN).

La reunión fue presentada por el presidente de la asociación, José María Casado Aguilera, quien pidió a las administraciones que, a pesar de la crisis económica, "mantengan las inversiones en materia de investigación para evitar que las personas afectadas por estas enfermedades oculares sigan perdiendo visión".

Ante esta petición, la consejera de Salud aseguró que, a pesar de la actual situación económica, la asistencia médica "nunca se va a resentir" y defendió que "hay una apuesta clara" por la investigación por parte de su departamento. Así, recordó que el próximo mes comenzarán las obras de construcción del nuevo Centro de Investigación Biomédica de Navarra.

La reunión, a la que también asistieron la directora médica del Hospital Virgen del Camino, la doctora Begoña Goldaracena, y la doctora del Servicio de Oftalmología del citado centro hospitalario, Henar Heras Mulero, se celebró con motivo del Día Mundial de la Retinosis 2009, que tuvo lugar el pasado domingo 27 de septiembre.

La retinosis pigmentaria constituye un amplio grupo de enfermedades oculares de carácter degenerativo y hereditario que implican una grave disminución de la capacidad visual y en muchos casos conducen a la ceguera. Afecta a la retina, parte fundamental del ojo para la visión.