Irache recomienda llevarse móviles, bolsos y otros objetos tras dejar el coche en un parking de pago

Publicado 23/02/2019 11:06:42CET
EUROPA PRESS - Archivo

PAMPLONA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Consumidores Irache recomienda que las personas que estacionen su vehículo en un aparcamiento de pago se lleven consigo móviles, bolsos, tabletas o cualquier otro objeto, ya que la normativa no responsabiliza a la empresa de los accesorios "no fijos y extraíbles".

Varias personas han acudido a la asociación tras haber sufrido robos en su coche, sobre todo cuando han viajado a otras ciudades y han dejado el vehículo estacionado en un aparcamiento de pago varias horas.

Irache ha explicado que, según la ley 40/2002, el parking está obligado a mantener el vehículo "en el estado en el que le fue entregado" hasta que el usuario lo recoja. Asimismo es responsable de "los componentes y accesorios que se hallen incorporados funcionalmente -de manera fija e inseparable- a aquél y sean habituales y ordinarios". Es decir, si aparece el retrovisor roto o la carrocería rayada el parking debería responder por estos daños, ha señalado la asociación.

Sin embargo, si el usuario ha dejado el reloj o la cartera encima del asiento del coche puede que el aparcamiento no se quiera hacer cargo, aunque en ocasiones sí se responsabiliza. "Ya señala la ley que los accesorios no fijos y extraíbles, como teléfonos móviles, tabletas electrónicas o bolsos deben ser retirados por los usuarios ya que no son responsabilidad del parking. Por ello, lo más recomendable es llevarse este tipo de objetos y no dejarlos en el vehículo, y menos aun a la vista", ha señalado Irache.

Por otro lado, la asociación ha precisado que el hecho de que el parking no sea responsable de estos robos no significa que la víctima no pueda poner la correspondiente denuncia ante la Policía para buscar al delincuente.

Algunos aparcamientos ofrecen el servicio de custodia. Pero en estos casos el consumidor debe declarar expresamente los artículos que deja. También debe observar "las prevenciones y medidas de seguridad que se le indique". Este servicio puede tener un coste añadido del que el consumidor debe ser informado previamente.

En cualquier caso, si el vehículo presenta algún desperfecto cuando vuelve a recogerlo del parking, puede seguir las siguientes pautas: revisar bien el vehículo para ver todos los desperfectos sufridos, sacar fotografías para documentarlos y, antes de salir del parking, pone una queja en el que consten los daños sufridos. "Es importante recibir una copia de la reclamación sellada por el parking", ha explicado Irache.

Además se recomienda que, si el aparcamiento tiene videovigilancia, se solicite por escrito que conserven las grabaciones y se pidan las imágenes de la entrada del vehículo en el parking.

Irache también aconseja realizar una reclamación por escrito de forma fehaciente; fotocopiar el tique de estacionamiento y conservar la copia hasta que se resuelva el caso, y llamar a la Policía para que levante atestado.

Así como el aparcamiento es responsable de los daños que pueda sufrir el coche durante su estancia, el propietario del vehículo es responsable -de forma solidaria con el conductor, si es otra persona- de los daños que cause el vehículo. Así, si comete un error al conducir y acaba por dañar una columna del parking o golpea a otro coche, deberé responder por los daños causados.

También ha acudido alguna persona a Irache por la cantidad que le ha sido cobrada tras haber perdido el tique de aparcamiento. En más de una ocasión se factura como si el coche hubiese permanecido estacionado veinticuatro horas.

"Esta práctica, aunque extendida, es discutible ya que la empresa puede comprobar a qué hora entró el vehículo en el parking y, por tanto, cobrar exclusivamente por el tiempo de estacionamiento. Entre las obligaciones del usuario, se señala 'exhibir el justificante o resguardo del aparcamiento o acreditar, en caso de extravío, su derecho sobre el vehículo para proceder a retirarlo'. Por tanto, parece que bastaría con que el consumidor demuestre que el coche es suyo para que le cobren solo el tiempo que ha permanecido estacionado", ha explicado la asociación.

En cuanto a las tarifas, Irache señala que lo más habitual es que las tarifas de estacionamiento se encuentren exhibidas en el propio parking. Si no ven los precios, se podrán solicitar a los responsables del aparcamiento.

"El coste siempre debe ser facturado según los minutos que ha permanecido el coche en el parking. No pueden cobrarme en tramos de cinco o diez minutos, por ejemplo. La normativa señala que el precio se pactará por minuto, sin posibilidad de redondeos a unidades de tiempo no efectivamente consumidas o utilizadas", explica Irache.

Además de los precios, también deben aparecer indicados los horarios y las normas del aparcamiento. Si hay que entregar las llaves del coche, el usuario debe ser informar de ello.

Estas obligaciones citadas afectan exclusivamente a los aparcamientos en los que se paga por el tiempo que el coche esté estacionado en él o cuando se paga por tener reservada una plaza para estacionar durante un tiempo determinado (meses, años).

Por tanto, quedan excluidas las plazas en las zonas de estacionamiento regulado en la vía pública (más conocido como zona azul, OTA, según cada lugar), aunque haya que pagar para estacionar. Tampoco están incluidos los aparcamientos de locales privados como centros comerciales, restaurantes o comercios siempre que sean gratuitos, ni los garajes particulares o de comunidades de vecinos.