Publicado 24/02/2022 11:21

Irujo afirma que Navarra "tiene una enorme dependencia energética del exterior que debe transformarse"

PAMPLONA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Desarrollo Económico y Empresarial del Gobierno foral, Mikel Irujo, ha afirmado que "Navarra tiene una enorme dependencia del exterior que debe transformarse en las próximas décadas" y ha señalado que "el actual sistema es sucio, ineficiente y encima nos está saliendo muy caro", por lo que "la transformación es obligada".

En respuesta a una interpelación del PSN en el Parlamento foral, Irujo ha explicado que, en el consumo de energía primaria en Navarra, el petróleo y sus derivados representan un 41%, el gas natural un 33% y coques y carbón un 4%, la eólica un 10%, la biomasa un 7% (2,5% importada), la hidráulica algo menos del 3%, la fotovoltaica un 1,2% y el biogás un 0,7%.

Mikel Irujo ha afirmado, por tanto, que "aproximadamente el 22% de la energía primaria que consumimos es de origen renovable y cumplimos los objetivos 20-20-20, pero a la inversa, el 78% de la energía que consumimos en Navarra sigue siendo de origen fósil".

En cuanto al consumo final de energía, el petróleo representa el 40%, el gas natural el 25%, las renovables el 6% y la electricidad el 21% (69% de origen renovable y un 31% fósil).

Por sectores, el mayor consumo de energía final se da en el transporte, con un 39,2%, seguido de la industria, con un 35,8%. Por debajo se sitúan los usos domésticos (12,6%) y la agricultura (5,4%).

Mikel Irujo ha defendido un modelo de "autoconsumo, eficiencia energética y fomento de nueva generación de fuentes renovables".

El parlamentario del PSN Javier Lecumberri ha afirmado que los socialistas apuestan por "una posición en la que decimos que habrá que generar energía renovable suficiente y para eso tenemos que ir a un modelo de generación eléctrica y de sustitución de los combustibles fósiles". Para ello, ha defendido la combinación de los modelos de autogeneración y de grandes parques. "Nosotros planteamos que debemos estar en una posición intermedia, creemos que ambos modelos son complementarios y necesarios. Navarra puede generar suficiente energía para lo que necesitamos y también para poder exportar", ha asegurado.

La parlamentaria de Navarra Suma Elena Llorente ha señalado que "en los últimos años Navarra ha perdido un tiempo precioso para reforzar su compromiso y acciones en materia energética y estamos viendo que los reusltados son deficientes". Llorente ha defendido un modelo energético "basado en la electrificación utilizando energías renovables, en los biocombustibles de nueva generación y en el almacenamiento eléctrico, todo ello con unas administraciones ágiles y seguras".

Por parte de Geroa Bai, Mikel Asiáin ha defendido la gestión que está realizando el Gobierno foral en esta materia, citando algunos de los proyectos de departamentos gestionados por Geroa Bai, como la colocación de placas solares en el Canal de Navarra o la creación de la Agencia del Hidrógeno Verde. "La Agencia Energética de Navarra debe jugar un papel fundamental y debe encargarse de regular la totalidad de los aspectos fiscales, de organización, de gestión de estas actividades", ha dicho, para destacar además que "Navarra debe tener la capacidad de decisión" sobre todos los proyectos de energías renovables y "para eso es imprescindible que se modifiquen las leyes que afectan al sector eléctrico".

La parlamentaria de EH Bildu Laura Aznal ha señalado que "tendrán que convivir dos modelos" de generación de energía, pero ha considerado que "en el mix debe prevalecer el de la generación descentralizada y distribuida". "Un cambio de modelo energético tiene que ser una oportunidad de democratizar los kilovatios que consumimos y que tengamos derecho a elegir quién genera la electricidad que consumimos y si queremos producir o generarla nosotros mismo potenciando la participación ciudadana. Dejar la transición energética en las pocas manos en las que ha estado hasta ahora es perpetuar el oligopolio, una situación de injusticia de abuso de poder", ha afirmado.

La parlamentaria de Podemos Ainhoa Aznárez se ha mostrado de acuerdo con el modelo planteado por Mikel Irujo, pero ha afirmado que "falta un eje fundamental, que es el abordaje de la fiscalidad verde, porque poca transición energética justa tendremos si no se aborda todo el tema de la fiscalidad y estaremos muy lejos de acometer todo lo que la Unión Europea nos está poniendo encima de la mesa".

Por último, la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha destacado "la necesidad de una transición hacia un modelo energético justo y sostenible, que pasa por terminar con las energías fósiles, reducir el consumo y avanzar hacia un consumo responsable", pero ha advertido de que la ley foral de Cambio Climático y Transición Energética, que se encuentra en trámite parlamentario, "queda coja porque no se puede contemplar una transición energética justa y sostenible sin medidas fiscales que favorezcan la transición hacia las energías limpias".