Actualizado 28/06/2007 19:54 CET

La liquidación del contrato de la Plaza del Castillo costó al Ayuntamiento 17,9 millones, pero ingresó después 20,2

PAMPLONA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La liquidación del contrato de concesión del aparcamiento de la Plaza del Castillo a la empresa Eyssa le costó al Ayuntamiento de Pamplona 17,9 millones de euros, si bien en la nueva adjudicación que realizó el consistorio consiguió un ingreso de 20,2 millones, según recoge la Cámara de Comptos en el informe de fiscalización del Ayuntamiento de Pamplona correspondiente al ejercicio de 2005.

Al estar algunos de los recursos judiciales pendientes de resolución, el órgano fiscalizador no valora el importe ni los conceptos abonados por la liquidación del contrato a la empresa inicialmente adjudicataria.

La Cámara de Comptos señala que, como consecuencia de la concesión del aparcamiento de la Plaza del Castillo, ha habido 41 recursos penales y administrativos, algunos de ellos archivados o desestimados y otros estimados y pendientes de resolver.

Como consecuencia de las sentencias dictadas, se anuló la adjudicación aprobada por el pleno en abril de 2001, volviéndose a adjudicar el contrato de concesión, por acuerdo de pleno en marzo de 2003, a la misma empresa y por el mismo plazo de 75 años, aunque una sentencia del TSJN obligó a liquidarlo por haber fijado ese plazo y no los 50 años establecidos en la ley, según señala Comptos.

Tras detallar los acuerdos aprobados como consecuencia de estas circunstancias, la Cámara de Comptos concluye que la liquidación final con la empresa costó 17,9 millones de euros, de los que 5 son en concepto de lucro cesante.

La nueva adjudicación se realizó en junio de 2006 y con ésta se consiguió un ingreso de 20,2 millones de euros, asumiendo la adjudicataria la gestión en septiembre de 2006.

DE ACUERDO CON LA NORMATIVA

La Cámara de Comptos ha analizado en su trabajo la ejecución presupuestaria, la situación patrimonial, el cumplimiento de la legalidad y la situación financiera del consistorio a 31 de diciembre de 2005. El informe indica que la actividad económico-financiera del ayuntamiento se desarrolla, en general, de acuerdo con la normativa vigente.

Según los datos del informe, en 2005 el Ayuntamiento de Pamplona y sus organismos autónomos -Gerencia de Urbanismo y Escuelas Infantiles- gastaron 206 millones e ingresaron 255 millones.

El capítulo más importante de gasto corresponde a las retribuciones de personal (66 millones), seguido de la compra de bienes corrientes y servicios (54,7 millones) y las inversiones (23 millones).

En cuanto a los ingresos, las transferencias corrientes -fundamentalmente del Gobierno de Navarra- suman 70 millones, la enajenación de inversiones 59 millones y los impuestos 50 millones.

Analizada la cuenta general del Ayuntamiento, Comptos señala que expresa la "imagen fiel" del patrimonio y de la situación financiera, la liquidación del presupuesto y el resultado económico patrimonial a 31 de diciembre de 2005.

La única salvedad al respecto se refiere a que no se han cuantificado las obligaciones de gasto correspondientes a las jubilaciones de los funcionarios adscritos al montepío municipal.

En cuanto a la situación financiera, el Ayuntamiento de Pamplona acabó el ejercicio con 5,1 millones de déficit y una deuda de 49,6 millones, ligeramente inferior a la del año anterior. El informe apunta que gracias al régimen especial de financiación en virtud de la carta de capitalidad, el ayuntamiento recibió en 2005 una aportación económica de 15,6 millones.