Actualizado 01/04/2014 12:46

La Mesa del Encierro realizará aportaciones a la nueva ordenanza

Tercer encierro de San Fermín en Pamplona con toros de Valdefresno
Tercer encierro de San Fermín en Pamplona con toros de Valdefresno - VINCENT WEST / REUTERS

Enrique Maya espera que las medidas sirvan para "mejorar esas cuestiones que se vieron el año pasado que eran mejorables"

   PAMPLONA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Mesa del Encierro podrá realizar aportaciones a la nueva Ordenanza que ha aprobado este martes la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona, un documento con el que el Consistorio se propone conseguir "una mayor seguridad".

   Así lo ha afirmado el alcalde, Enrique Maya, en declaraciones a los periodistas, antes de asistir a un acto en Pamplona, donde ha avanzado que está previsto que la Mesa del Encierro se reúna el lunes de la semana que viene para abordar el proyecto de Ordenanza, que posteriormente se tratará de nuevo en comisión de Presidencia antes de darle pase al pleno municipal.

   Entre las novedades de esta Ordenanza, las infracciones leves se sancionarán con multa de hasta 750 euros, las graves con multa de 751 a 1.500 euros y las muy graves con multa de 1.501 a 3.000 euros.

   En cuanto a la propuesta de sanciones específicas, Maya ha opinado que "en general lo ha entendido todo el mundo porque cuando hay comportamientos incorrectos dentro del encierro en un momento de riesgo todo el mundo entiende que se aplique". "Vamos a ver en qué acaba el documento, pero en principio ha sido bien acogido", ha valorado.

   Preguntado por cómo se realizará el control, el primer edil ha indicado que "en el encierro habrá comportamientos incorrectos seguramente y el policía que vea que lo hace le aplicará la sanción". Además, ha resaltado que "se supone que como todo el mundo sabe que puede haber sanciones el comportamiento será mejor, que es el objetivo".

   Maya también ha sido cuestionado por cómo se realizará el cobro de la sanción en el caso de que la persona sea extranjera y ha explicado que "como con otras multas de otras materias, la idea es poder cobrar en el momento y si no, habrá que acompañarle a un cajero y si finalmente no tiene recursos para pagar, habrá que ver jurídicamente qué se hace en el Área de Seguridad Ciudadana". "Seguro que habrá alguna dificultad en algún momento, pero eso no lleva a que no se deba poner una ordenanza", ha puntualizado.

   En cuanto a la puerta del callejón que da acceso a la plaza de toros, el alcalde ha dicho que "la puerta va a quedar fija" y ha detallado que "va a quedar una puerta tamaño burladero para que en un caso concreto alguien pueda entrar y salir, pero que las personas que estén corriendo no". Asimismo, ha destacado que "el cordón de Policía Foral se quitará".

"MAYOR SEGURIDAD"

   El objetivo de esta Ordenanza, según ha recordado Maya, es "que haya mayor seguridad y que esas cuestiones que se vieron el año pasado que eran mejorables finalmente mejoren".

   "En eso hemos estado trabajando y se ha hecho de una manera sensata porque hubo al principio muchos rumores sobre cosas que se podían hacer, pero analizándolas despacio hay que ver que tienen que ser muy ponderadas, muy medidas", ha concluido.

   El órgano de Gobierno municipal ha aprobado el texto del proyecto de Ordenanza del Encierro tras incorporar alguna precisión y alguna corrección de error material, además de una modificación en el catálogo y gradación de sanciones.

   En la nueva tabla se considerará grave en lugar de leve la conducta de "tener abiertas las puertas de portales de viviendas o locales que den al recorrido del encierro después de las horas fijadas para su cierro". Este agravamiento hace pasar la sanción de una multa de hasta 750 euros, a una de 751 a 1.500 euros.