28 de febrero de 2020
 
Publicado 11/12/2019 13:32:51CET

Navarra presenta la tasa de visitas a bibliotecas por habitante más alta España, 6,4 visitas de media

Biblioteca de Navarra.
Biblioteca de Navarra. - EUROPA PRESS/GOBIERNO DE NAVARRA - Archivo

Las consultas online aumentan un 13,9% entre 2016 y 2018

PAMPLONA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Navarra presenta la tasa de visitas a bibliotecas por habitante más alta España, 6,4 visitas de media, según ha informado el Instituto de Estadística de Navarra (Nastat), que añade que las consultas online aumentaron un 13,9% entre 2016 y 2018 y las consultas a páginas de bibliotecas son 2,3 por habitante.

Además, el 49,3% de la población ha sido usuaria de servicios bibliotecarios y el 79,1% de las bibliotecas disponen de accesibilidad a sus fondos y/o catálogos en Internet. Descienden los préstamos domiciliarios un 5,1%, especialmente documentos sonoros y audiovisuales.

El personal de las bibliotecas estaba compuesto en 2018 por 396 personas en plantilla y por 19 colaboradores en concepto de personal becario y voluntario 2018.

El 80,6% de las bibliotecas en Navarra son de titularidad pública, un 14,7% privada, el 3,1% universitaria y el 1,6% restante de otra titularidad. La titularidad pública recae principalmente en la Administración local y autonómica, el 78,8% y 20,2% del total de bibliotecas respectivamente.

El 85,2% de las bibliotecas fueron financiadas por la Administración y el 14,8% de forma privada. La financiación pública recayó principalmente en la Administración autonómica (50,1%) y en los ayuntamientos y entidades locales (30,5%).

El número de puntos de servicio o locales que dependen de bibliotecas fue de 146 en 2018. Y el número medio de habitantes por punto de servicio fue de 4.405, "siendo Navarra una de las comunidades con menor ratio de habitante por punto de servicio, aunque empeora respecto a 2016".

El número de visitas en sala alcanzó los 4,1 millones en 2018, cifra similar a la registrada en 2016. Esto supuso que cada habitante acudió a una biblioteca una media de 6,4 veces, la tasa de visitas por habitante más alta de España.

Por su parte, el número de visitas a las páginas web de las bibliotecas fueron 1,47 millones, un 13,9% más que en 2016. Esto supuso, según Nastat, que cada habitante visitó la web de alguna biblioteca más de dos veces al año.

Por su parte, el número de usuarios inscritos se incrementó un 5%, hasta las 318.288 personas (el 82,6% son adultos y el 17,4% restante son usuarios infantiles). El 49,2% de la población es usuaria de bibliotecas, ha precisado el Instituto.

PRÉSTAMOS Y FONDOS DE LAS BIBLIOTECAS

Los usuarios de bibliotecas tomaron en préstamo domiciliario 1 millón de documentos en 2018, es un 5,1% menos que en 2016. Por tipo de documento, el libro en papel fue el más solicitado (75,9% del total de préstamos) seguido de los documentos audiovisuales (19,6%) y los documentos sonoros (1,4%).

La demanda de libros registró un descenso del 2,5%. Por su parte, los préstamos de documentos audiovisuales también bajaron un 9,7%. Por otro lado, destaca el incremento del préstamo de libros electrónicos, pasando de 8.120 préstamos en 2016 a los 10.848 en 2018. También aumenta el préstamo de juegos electrónicos, aunque solo suponen el 0,3% de los préstamos.

La cantidad de fondos existentes en las bibliotecas de la Comunidad foral fue de 5,11 millones de documentos, un 2,2% más que en 2016. Los libros representaron el 77,1% del total de fondos y los libros electrónicos el 10,8%.

INTERNET EN LAS BIBLIOTECAS

El 89,9% de las bibliotecas disponía de acceso a Internet en 2018, cifra inferior a la registrada en 2016 (91,5%). El 100% lo ofreció como servicio gratuito. El 67,4% de las bibliotecas ofrecieron servicio Wifi a sus usuarios, en 2016 fue el 69%.

Del total de ordenadores y terminales informáticas con acceso a Internet el 69,1% eran de uso público exclusivo, el 30,1% para su propia gestión interna y el 0,8% restante, con un uso mixto.

En total, las bibliotecas contaron con 1.181 equipos, de los cuales 816 correspondieron a ordenadores de uso público (68,8%).

Se considera una biblioteca accesible por internet cuando se puede acceder a su catálogo y/o fondos a través de una página web (propia o de la red o entidad con la que esté vinculada). A este respecto, el 79,1% de las 129 bibliotecas fueron accesibles por Internet en 2018, ya fuera a sus catálogos y/o a sus fondos.

Con este porcentaje, Navarra se sitúa en las primeras posiciones, en el ranking de Comunidades Autónomas con bibliotecas accesibles por Internet. El acceso se podía realizar mediante página web, ya fuera ésta propia o de la red o entidad con la que estuviera vinculada.

La forma de acceder a las bibliotecas por Internet fue mayoritariamente libre (97,1%, frente a 2,9% restringido). El 76,7% de las bibliotecas ofreció su catálogo a través de Internet y el 69% sus fondos.

En 2018 las bibliotecas de la Comunidad foral recibieron 1,47 millones de visitas a su página web, ha añadido el Instituto de Estadística.

EQUIPAMIENTO DE LAS BIBLIOTECAS

La catalogación automatizada estuvo disponible en el 79,1% de ellas (frente al 92,2% de 2016 y al 78,6% de 2014), los préstamos automatizados en el 77,5% (frente al 78,3% en 2016), y el catálogo de consulta pública (OPAC) en el 72,9% (frente al 75,2% de 2016 y al 67,9% de 2014).

Por otra parte, aumentó la proporción de bibliotecas con servicios de consulta en sala. El 76,6% contaban con servicio de consulta de documentos audiovisuales (el 56,6% en 2014), el 70,5% de documentos sonoros y el 64,3% de bases de datos y aplicaciones.

Un 62% de las bibliotecas estaban dotadas con equipos de imagen y un 58,9% con equipos de sonido. Al igual que en 2016, el 93% de las bibliotecas tienen impresoras y el 85,3% escáneres. Sin embargo, el número de equipos disminuyó un 6,8% en el caso de las impresoras y aumentó un 10,9% en el de los escáneres.

PERSONAL E INFRAESTRUCTURA

El personal de las bibliotecas estaba compuesto en 2016 por 396 personas en plantilla y por 19 colaboradores en concepto de becarios y voluntarios.

El acceso en sala a las bibliotecas fue en su mayoría libre (84,5%). El 32,6% de las bibliotecas contaba en 2018 con un número de puestos de consulta que oscilaba entre los 10 y los 49.