25 de febrero de 2020
 
Publicado 24/01/2020 17:51:23CET

Navarra revisa con el Ministerio de Sanidad la situación sobre el coronavirus de China

PAMPLONA, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

Representantes del Servicio de Epidemiología y Prevención Sanitaria del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) han participado este viernes en un encuentro por audioconferencia con el Ministerio de Sanidad, con el objetivo de revisar la situación, la actualización epidemiológica, así como la capacidad de diagnóstico y actuaciones de respuesta en España ante el coronavirus 2019-nCoV.

El Servicio de Vigilancia Epidemiológica del ISPLN mantendrá, como viene haciendo de forma continuada, el control y la alerta en Navarra, y la próxima semana está previsto analizar los aspectos prácticos de la actuación frente al coronavirus con los servicios de profesionales implicados, según ha informado el Gobierno foral en una nota.

El Ministerio de Sanidad considera que "teniendo en cuenta los controles realizados por las autoridades chinas, el riesgo de introducción del virus en España en estos momentos se considera muy bajo". No existen vuelos directos entre los aeropuertos españoles y la zona de Wuhan. En todo caso, incluso si el virus llegara, "el impacto para la salud pública" también sería "muy bajo" debido a que, hasta el momento, la capacidad de transmisión del virus de persona a persona ha demostrado ser "limitada".

El Ministerio de Sanidad, en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III y las comunidades autónomas, está elaborando un protocolo de actuación ante la aparición de posibles casos sospechosos de coronavirus en España, que según se ha adelantado desde el ministerio, será "similar a otras alertas sanitarias aunque específico para esta situación". En la web del Ministerio de Sanidad se recoge la información actualizada sobre la infección.

Los coronavirus son una amplia familia de virus que normalmente afectan solo a los animales. Algunos tienen la capacidad de transmitirse de los animales a las personas. Producen cuadros clínicos que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como ocurre con el coronavirus que causó el síndrome respiratorio agudo grave (SRAS-COV) y el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV).

Por lo que se sabe hasta ahora, los síntomas más comunes incluyen tos, dolor de garganta, fiebre y sensación de falta de aire. En casos más graves, la infección puede causar neumonía, dificultad importante para respirar, fallo renal e incluso la muerte. Los casos más graves, generalmente ocurren en personas ancianas o que padecen alguna otra enfermedad como por ejemplo, del corazón, del pulmón o problemas de inmunidad.

Si bien no se conoce de forma precisa cómo se puede adquirir la infección, por analogía con otras infecciones causadas por virus similares, parece que la trasmisión sería a través del contacto con animales infectados o por contacto estrecho con las secreciones respiratorias que se generan con la tos o el estornudo de una persona enferma. Estas secreciones infectarían a otra persona si entran en contacto con su nariz, sus ojos o su boca.

Los datos disponibles, hasta el momento, indican que hay transmisión de persona a persona aunque la enfermedad parece ser poco contagiosa. Para que se produzca la infección, se necesitaría un contacto directo de las secreciones respiratorias de un animal infectado o de una persona enferma con las mucosas de otra persona (nariz, boca, ojos). Parece poco probable la transmisión por el aire a distancias mayores de uno o dos metros.

No existe tratamiento específico para el nuevo coronavirus. Sí existen muchos tratamientos para el control de sus síntomas, por lo que la asistencia sanitaria mejora el pronóstico.

Tal y como ha evaluado la OMS, no existe ninguna restricción a los viajes ni al comercio con China.

El lugar con el que se relaciona el brote es la ciudad de Wuhan. Es recomendable, en general, y en especial en esta ciudad, evitar consumir carne poco cocinada y el contacto cercano con animales vivos o muertos, domésticos o salvajes, y se deben mantener precauciones en caso de entrar en contacto con personas que hayan estado recientemente en Wuhan y padezcan infecciones respiratorias.