Publicado 11/11/2020 10:48CET

La nueva variante de Irurtzun descongestionará el tráfico del centro del municipio y mejorará la seguridad vial

El consejero Ciriza y el alcalde de Irurtzun, Aitor Larraza, durante la reunión mantenida entre Gobierno y Ayuntamiento
El consejero Ciriza y el alcalde de Irurtzun, Aitor Larraza, durante la reunión mantenida entre Gobierno y Ayuntamiento - GOBIERNO DE NAVARRA

La primera fase, que conectará la calle Estella con la zona industrial, se ejecutará en 2021 con un presupuesto de 700.000 euros

PAMPLONA, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

La nueva variante de Irurtzun permitirá reducir el tráfico pesado por la travesía urbana y mejorará la seguridad vial, tanto de vehículos como peatones, en el centro del municipio.

El proyecto se divide en dos fases, con un presupuesto estimado de 1.192.533 euros, y comenzará a ejecutarse el próximo año con una asignación de 700.000 euros para la primera fase.

El consejero de Cohesión Territorial del Gobierno de Navarra, Bernardo Ciriza, y el director general de Obras Públicas e Infraestructuras, Pedro López, se han reunido con el alcalde de Irurtzun, Aitor Larraza, para revisar y actualizar el proyecto que consistirá, en una primera fase, en ejecutar una variante que discurrirá en paralelo al polígono, entre la zona industrial y el centro de la localidad. En una fase posterior se habilitará un enlace sur con la autovía A-15, ha informado el Ejecutivo foral en una nota.

En concreto, se construirá inicialmente una variante emplazada en la margen izquierda de la actual calle Estella, con inicio en el entorno de la entrada de la carretera de Astráin en Irurtzun y final en la carretera NA-2410 que atraviesa la zona industrial. Ambas conexiones se ejecutarán mediante la construcción de sendas glorietas.

El vial tendrá una longitud aproximada de 300 metros y dispondrá de una calzada de 7 metros con dos carriles, uno por cada sentido, además de una acera de 2 metros en el lado contiguo al casco urbano.

En una segunda fase se ejecutará una obra de enlace desde la carretera NA-7010 a la autovía A-15, al sur de Irurtzun. Para ello se construirá una glorieta en la actual carretera Astráin-Irurtzun, en la margen izquierda de la autovía, con un carril de incorporación a la A-15 en sentido sur.

De esta forma, los vehículos de la zona industrial de Irurtzun que se dirijan hacia Pamplona no tendrán que circular por la travesía, sino que lo harán por la nueva variante hasta la actual carretera de Astráin y accederán a la A-15 a través del nuevo enlace.

CONEXIÓN CON GUIPÚZCOA Y ÁLAVA

Desde el Gobierno foral han destacado que la variante permitirá minimizar la densidad de tráfico que se registra en la travesía urbana de Irurtzun, debido a su enclave estratégico en la bifurcación de las autovías A-15 y A-10 para conectar Navarra con Guipúzcoa y Álava.

Gran parte de la concentración de tráfico, con un elevado número de vehículos pesados, procede del polígono industrial y de la zona de canteras a través de la carretera de Astráin, y confluyen en el centro de la localidad con la carretera N-240-A Pamplona-Vitoria.

Según los datos de aforos de 2019, recogidos por la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras, más de 500 vehículos circulan al día por la carretera de Astráin a Irurtzun, NA-7010 y 2.675 vehículos transitan diariamente por la N-240-A.

Contador