El Gobierno foral asegura que la nueva ley de Igualdad "va a colocar a Navarra en la vanguardia"

Alemán, Sáez, Leránoz, Ollo, Ruiz y De Simón en la rueda de prensa
GOBIERNO DE NAVARRA
Actualizado 08/01/2019 12:30:52 CET

La consejera ha presentado junto a parlamentarias del cuatripartito el proyecto de ley, aprobado por el Gobierno el 26 de diciembre

PAMPLONA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Gobierno de Navarra, Ana Ollo, ha asegurado que la nueva ley foral de Igualdad entre Mujeres y Hombres, que el Ejecutivo ya ha remitido al Parlamento, "va a colocar a Navarra en la vanguardia, como una comunidad pionera y avanzada" y ha puesto en valor el proceso "participativo" en su elaboración.

Según ha indicado, esta nueva norma "conforma a las administraciones públicas, en concreto al ámbito local, como agentes clave" y también reconoce "el papel del movimiento feminista y asociativo de mujeres como pieza fundamental para conseguir el cambio estructural y el empoderamiento y participación de éstas en todos los ámbitos". Además, "identifica las discriminaciones múltiples que surgen de la combinación de variables como la edad, clase social o discapacidad".

Ollo ha comparecido este martes en rueda de prensa junto a parlamentarias de las cuatro fuerzas políticas que sustentan al Gobierno y la directora gerente del Instituto Navarro para la Igualidad (INAI) para presentar el proyecto de ley foral de Igualdad entre Mujeres y Hombres, un texto que fue aprobado el pasado 26 de diciembre en sesión de Gobierno y que cuenta con el visto bueno del Consejo Navarro de Igualdad.

La consejera ha destacado que "la propia sociedad ha introducido la igualdad como una de las preocupaciones de su agenda social" y ha remarcado que las movilizaciones de los últimos meses muestran "una ciudadanía empoderada que nos requiere a las instituciones avanzar en las políticas de igualdad".

Por ello, ha puesto en valor que el proyecto de ley presentado por el Ejecutivo, con el apoyo de sus socios, se resume en "cinco ideas que recorren todo el texto: la transversalidad; el empoderamiento de las niñas y mujeres; la participación; la sostenibilidad de la vida; y el conocimiento; en suma, los derechos humanos de las mujeres".

Por su parte, la parlamentaria de Geroa Bai Virginia Alemán ha expresado su "satisfacción" por la presentación de esta ley, con la que, a su juicio, el Gobierno foral "da cumplida respuesta a lo establecido en el acuerdo programático". Además, ha destacado que gracias a esta nueva norma "en Navarra la legislación acompañará por fin a la concienciación social" sobre la igualdad.

También la parlamentaria de EH Bildu Bakartxo Ruiz ha puesto en valor la presentación de esta iniciativa en "un contexto de involución donde los derechos de las mujeres se ponen en cuestión". En su opinión, "una ley de estas características es más necesaria y que nunca" y ha asegurado que supone "un salto cualitativo porque parte de la base de la desigualdad estructural de las mujeres".

En representación de Podemos, Tere Sáez ha asegurado que se trata de "una ley fundamental en un momento en el que la única vacuna posible contra las violencias machistas es la igualdad". Y ha considerado que se trata de una norma "muy importante que va a permitir vivir mejor a la ciudadanía en Navarra, no sólo a las mujeres, sino también a los hombres".

Por parte de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón ha resaltado que se trata de "una de las leyes más importantes que se van a aprobar esta legislatura". Ha remarcado que "la desigualdad genera violencia" y ha sostenido que "esta ley va a ser un instrumento útil para erradicar la violencia de género".

EN LA LEY

En concreto, la nueva ley de Igualdad entre Mujeres y Hombres contiene 63 artículos, estructurados en cinco títulos, cinco disposiciones adicionales, una disposición derogatoria y cinco disposiciones finales.

El Título I recoge su objeto, ámbito de aplicación y definiciones. Además, regula diversos principios de actuación de los poderes públicos y el reconocimiento como parte interesada de las asociaciones para la promoción de la igualdad y la defensa de los derechos de las mujeres.

El Título II, por su parte, establece la organización del 'Sistema de Igualdad', donde se integran todas las administraciones públicas implicadas en el mismo y las estructuras de coordinación, donde participan el movimiento asociativo de mujeres y grupos feministas. También, se refuerza el INAI.

Asimismo, el Título III establece "los mecanismos para garantizar el principio de igualdad, mediante su aplicación transversal en la actuación de las administraciones públicas y la adopción de acciones positivas".

Por otro lado, el Título IV regula medidas para promover la igualdad de género en diversos ámbitos de intervención. Se estructura en cuatro capítulos. En el primero, de ciudadanía activa, se establece el marco para que las mujeres y niñas "participen activamente en el ámbito político y social, fomentar el asociacionismo de mujeres y el empoderamiento y la participación deportiva, entre otros".

El segundo capítulo se dedica al conocimiento, donde se aborda la educación, cultura y comunicación y destaca "la necesidad de visibilizar el papel de las mujeres creadoras, de premiar la actividad cultural de las mujeres y su accesibilidad en entornos culturales".

En el ámbito educativo, según ha expuesto Ollo, la ley es "muy rotunda" y establece que "todos los centros educativos tengan un plan coeducativo". En este sentido, ha precisado que "puede ser Skolae", pero que "puede haber otros". "Pero la coeducación es una obligación", ha subrayado.

Por su parte, el capítulo III, sobre sostenibilidad de la vida, busca "impulsar las políticas de empleo corresponsables" y se pone en valor "el cuidado que tienen en cuenta las personas cuidadoras y el uso de los tiempos, también se aborda la integración de la perspectiva de género en el ámbito de la salud, la inclusión social, la intervención comunitaria y la cooperación al desarrollo como claves para la sostenibilidad de la vida".

En este capítulo también se aborda la integración de la perspectiva de género en el ámbito de la salud, la inclusión social, la intervención comunitaria y la cooperación al desarrollo como claves para la sostenibilidad de la vida. En el capítulo IV, finalmente, se aborda el territorio sostenible según los objetivos de desarrollo sostenible 2030.

Contador