Publicado 22/01/2021 11:28CET

Pamplona destina este año 450.000 euros para apoyar con el pago del alquiler a familias en situación de crisis

PAMPLONA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Pamplona ha abierto la convocatoria de subvenciones para el pago de alquileres a familias en situación de crisis o que viven en infravivienda, vivienda inadecuada y otras situaciones (Programa Provivienda 2021). La convocatoria, publicada en el BON número 4 de 8 de enero, está dotada con 450.000 euros. El programa de apoyo a la vivienda concede ayudas económicas mensuales dirigidas a la subsidiación del alquiler de un piso en el mercado libre o una VPO.

Las solicitudes pueden formalizarse durante todo el año a través de las Unidades de Barrio. El objetivo de las ayudas es que sean una respuesta de carácter temporal para las familias residentes en Pamplona que tienen necesidad urgente de vivienda y que se encuentran en circunstancias socioeconómicas y familiares de precariedad. Se trata de que, mediante la subvención, se completen los recursos familiares para hacer frente al pago total del alquiler.

AYUDAS PARA COMPLEMENTAR EL PAGO DEL ALQUILER

De esta manera se subvenciona parcialmente el alquiler de la vivienda habitual de las unidades familiares que se encuentran en una situación de crisis socioeconómica con dificultad para el acceso o el mantenimiento de una vivienda, residen en infraviviendas o en una vivienda inadecuada o han agotado el tiempo máximo de tres años de estancia en viviendas municipales para situaciones de emergencia habitacional, ha informado el Ayuntamiento.

Las familias que participan en la convocatoria se comprometen a ser incluidas en un proyecto socioeducativo más amplio para que puedan adquirir la capacidad y autonomía para acceder y mantener una vivienda de manera independiente en un periodo no inferior a seis meses ni superior a dos años. Así se busca mejorar la situación en materia de vivienda de las familias que participan en él y no que sea un mero apoyo económico. La permanencia de una familia en el programa se ajustará a sus necesidades y a lo que considere la comisión técnica de valoración, de acuerdo a los informes emitidos por los servicios sociales municipales. Salvo en casos excepcionales no será superior a dos años.

PRIORIDAD FAMILIA CON MENORES

Las cantidades a percibir por las unidades familiares beneficiarias se calcularán en función de los ingresos familiares per cápita de los últimos seis meses. Las ayudas se concederán conforme se vayan presentando las solicitudes que cumplan los requisitos, aunque tendrán prioridad las familias con menores. También se priorizarán las personas que hayan percibido esta ayuda económica durante 2020 para dar continuidad a las intervenciones ya iniciadas.

Se ha establecido un máximo mensual de ayuda que no podrá superar el 70% del alquiler de la vivienda y un mínimo del 50% en función de los ingresos familiares per cápita. Quienes no alcancen los 220 euros de renta per cápita al mes recibirán la subvención del 70%; las familias con ingresos mensuales entre 220 y 240 euros obtendrán el 65%, de 240 a 260 euros el 55% y superiores a 280 euros contarán con una ayuda del 50%.

REQUISITOS PARA ACCEDER A LAS SUBVENCIONES

Pueden solicitar estas ayudas aquellas personas o familias que se encuentren en situación de necesidad de apoyo a la vivienda de alquiler en la que residen y que han demandado previamente otras ayudas, ya que esta tiene carácter subsidiario. Se atienden en este programa a las familias que viven en infravivienda (chabolismo), en vivienda en condiciones no adecuadas (insalubridad, semirruina...), sin vivienda (pensiones, alojamiento en la calle, etc.) o en situación de hacinamiento.

Asimismo, se contempla a familias que se encuentran en situación de desahucio con menores a su cargo y en otros casos en los que, viviendo en una VPO haya empeorado la situación económica, hasta que se revise el contrato y la consiguiente subvención. Por último, se contempla la posibilidad de estar en una vivienda libre de alquiler y que exista riesgo de pérdida.

Además, las personas beneficiarias deberán participar en programas de acompañamiento socioeducativo y/o incorporación socio-laboral de los Servicios Sociales municipales o de entidades de iniciativa social vinculadas a los mismos y establecerán con el Ayuntamiento de Pamplona un compromiso de adhesión al programa trabajado y consensuado entre la familia, el trabajador social de la unidad de barrio y el responsable municipal de programas específicos. En cualquier caso, los interesados deberán estar empadronados en Pamplona con una antigüedad mínima de 6 meses y no deben ser propietarios de una vivienda en el momento de la solicitud ni haberla transmitido en los últimos cinco años.

Para leer más