Podemos Navarra ve "muy difícil" pactar con el PSN pese al acuerdo presupuestario en Madrid

Eduardo Santos, secretario general de Podemos Navarra
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 16/10/2018 11:57:58CET

PAMPLONA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Podemos Navarra, Eduardo Santos, ha considerado que "es muy difícil" que la formación morada pueda llegar a acuerdos en la Comunidad foral con el PSN, pese al pacto alcanzado en Madrid entre Unidos Podemos y el Gobierno del PSOE para los Presupuestos Generales del Estado de 2019.

Eduardo Santos ha afirmado en una rueda de prensa que el acuerdo en Madrid no tiene "como consecuencia que haya un cambio de posiciones del PSN aquí". "Hay que recordar que el PSN lleva más de 30 años apoyando a UPN y a políticas de derechas. Toda la legislatura llevan casi votando en bloque con el PP y con UPN en contra de las políticas del Gobierno del cambio. Hay muchas actitud que hay que cambiar y hay que ganar credibilidad ante la sociedad navarra, y esa credibilidad se gana apoyando políticas que supongan un cambio y empoderamiento para la ciudadanía. El PSN no está ahí", ha asegurado.

En opinión de Eduardo Santos, "al PSN le sobra altivez y le falta mucha credibilidad y eso se demuestra con que campaña electoral tras campaña electoral van rompiendo su suelo".

Así se ha pronunciado el dirigente de la formación morada en el transcurso de una rueda de prensa en la que ha defendido que el acuerdo alcanzado por el Gobierno central y Unidos Podemos en torno a los Presupuestos Generales del Estado para 2019 "pone delante a las personas", con medidas como la subida del SMI, y ha adelantado que, en el capítulo de infraestructuras para Navarra, pedirá una "redefinición" del tren de alta velocidad en la Comunidad foral.

Eduardo Santos ha señalado además que el TAV "no es una prioridad para Podemos y no apoyaríamos con el PSOE ninguna inversión tal y como está esta proyecto si no se redefine y no se plantea en términos de sostenibilidad medioambiental, social y económica".

El dirigente de Podemos Navarra ha hecho un repaso sobre el acuerdo alcanzado con el Gobierno central para la aprobación de los presupuestos, señalando que "se reduce a cenizas el ciclo anterior, que únicamente trataba de la austeridad" y ha destacado que las medidas pactadas "van a revertir positivamente en la ciudadanía".

Así, entre algunos aspectos del acuerdo ha destacado la subida del Salario Mínimo Interprofesional, que pasa a ser de 900 euros al mes y beneficiaría a "miles de navarros". "En diciembre de 2017 había 18.500 navarros que estaban cobrando por debajo de 707 euros al mes. Esto tiene un impacto directo en las miles de personas que están en esa situación y que integraban esa bolsa de pobreza", ha indicado.

También ha destacado que se introducen mejoras para el colectivo de empleadas del hogar y en las pensiones, así como medidas contra el encarecimiento del alquiler de vivienda o la inyección de más dinero en dependencia.

Eduardo Santos ha explicado que, tras el acuerdo en este capítulo, se deberán negociar las inversiones en infraestructuras para cada Comunidad y ha destacado que, en el caso de Navarra, el TAV no es una "prioridad, y mucho menos con el proyecto actual que data de 2004 y que no cumple ninguno de los requisitos del acuerdo programático del Gobierno de Navarra de un tren social, viable, eficiente y sostenible".

El dirigente de Podemos ha dicho que él "no hablaría de paralizar" el proyecto, pero sí de "redifinirlo" puesto que, en su opinión, "no se ajusta para nada a las necesidades actuales y futuras de Navarra, y va a suponer una losa para el desenvolvimiento futuro de la Comunidad".

Así, ha señalado que plantearán en esta negociación una apuesta "por aquellas inversiones que realmente respondan a la mayoría política y social de Navarra". "En los últimos años, la negociación por parte de UPN respondía a intereses de Fuero y hormigón, y sin embargo no tenía repercusión directa con las prioridades de la actual mayoría social", ha indicado.

Además, ha incidido en que Podemos va a "presionar" para que el Gobierno central autorice la ejecución de los 113 millones de superávit que Navarra quiere gastar en inversiones financieramente sostenibles.