El Sindicato Médico asegura que "los problemas siguen sin resolverse" y lamenta el "ninguneo" a los facultativos

Belén Montes, en el centro, junto a otros miembros de la junta del SMN
Belén Montes, en el centro, junto a otros miembros de la junta del SMN - EUROPA PRESS
Publicado: miércoles, 31 octubre 2018 12:29

Considera que esta legislatura "se ha caracterizado por el desprecio y ausencia absoluta de diálogo con los médicos"

PAMPLONA, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Médico de Navarra ha asegurado que "los verdaderos y más graves problemas de la sanidad navarra siguen sin resolverse", lo que "conlleva que con el paso del tiempo muchos se cronifiquen, dificultando su solución" y también ha criticado que el colectivo médico haya sido "el estamento más ignorado, ninguneado y maltratado por esta administración".

Así lo ha asegurado la presidenta del sindicato, Belén Montes, en una rueda de prensa que ha ofrecido este miércoles junto a otros miembros de la junta de la entidad y en la que ha considerado que el Gobierno foral "se ha caracterizado desde el primer momento por una política de titulares y un nulo interés en acercarse, escuchar y mejorar las condiciones y desarrollo profesional, así como de otras inquietudes del colectivo médico".

En su opinión, este colectivo ha sido "el estamento más ignorado, ninguneado y maltratado por esta administración". Y ha asegurado que la trayectoria seguida por el Departamento de Salud en esta legislatura es la del "trampantojo, que la Real Academia de la Lengua define como trampa o ilusión con que se engaña a alguien haciéndole ver lo que no es".

Según ha indicado Montes, "prueba de ello es la sucesión de planes, proyectos, ideas y declaraciones efectuadas, más parecidas a ocurrencias que a otra cosa, y que han sido oportuna y repetidamente denunciadas por nuestra organización". Entre ellas, se ha referido por ejemplo a la campaña de relaciones saludables, "concebida teóricamente para fomentar un ambiente de colaboración y respeto mutuo entre los profesionales y pacientes" y ha lamentado que "después de un año no se han puesto en marcha planes específicos".

"Sólo hemos podido constatar un aumento de las agresiones a sanitarios", ha subrayado la presidenta del Sindicato Médico, quien ha asegurado que "otro ejemplo de la manipulación de la información es la encuesta de satisfacción del personal del Servicio Navarro de Salud", ya que "a pesar de la abstención del 68% de los encuestados, se dieron como válidos algunos resultados que les favorecían y minimizaban otros".

También ha cuestionado Montes algunas declaraciones del consejero de Salud, Fernando Domínguez, en relación a los profesionales. Ha considerado que son "bonitas palabras, si se convierten en hechos" y ha asegurado que "la realidad ha sido bien distinta".

A su juicio, esta legislatura "se ha caracterizado por el ninguneo, desprecio y ausencia absoluta de diálogo con los médicos". Y ha lamentado que "ni una sola de las propuestas planteadas por los facultativos sobre la organización, los problemas en los servicios de urgencias, las soluciones a las jubilaciones o las medidas de captación de profesionales han sido tenidas en cuenta".

"Los médicos consideramos que la gestión de este Gobierno y la ausencia de comunicación con nosotros ha supuesto un empeoramiento ostensible que ha llevado a un deterioro asistencial y a un aumento de las cargas laborales", ha advertido la presidenta de SMN, quien ha manifestado que "no podrán recordar" a Domínguez por "haber tratado bien al colectivo del que forma parte".

CESES "ARBITRARIOS" Y NOMBRAMIENTOS A "DEDO"

En cuanto a la gestión del sistema sanitario, Belén Montes ha señalado que, pese a las afirmaciones del consejero, éste "ha sido el responsable de ceses arbitrarios y el nombramiento a dedo de todos los gestores y directivos de salud", además de "permitir el establecimiento de un sistema arbitrario de acceso a las jefaturas".

También se ha referido a la supresión "unilateral" por parte del Gobierno de Navarra del concierto con la Clínica Universidad de Navarra, una decisión que, a su juicio, ha supuesto para los profesionales "un aumento de la carga asistencial en toda la red pública y, consecuentemente de todas las listas de espera". Y ha remarcado que "tras los tres años transcurridos ya deberíamos conocer el beneficio o perjuicio de esta medida".

Para la presidenta del Sindicato Médico, "los verdaderos y más graves problemas de la sanidad navarra siguen sin resolverse, lo que conlleva que con el paso del tiempo muchos se cronifiquen" y, entre estos problemas, ha citado "las listas de espera de primeras consultas y revisiones; el aumento de las cargas laborales con un empeoramiento de las condiciones en el trabajo y el deterioro de la calidad asistencial; y la falta de mantenimiento y renovación tecnológica".

También ha censurado la "sobresaturación de los servicios de urgencias; el aumento del coste económico de los procesos sanitarios; y el descontento de los profesionales en su labor diaria".

"INSEGURIDAD" LABORAL

Por todo esto, Montes ha exigido que se solucione "la inseguridad laboral" existente con "contratos precarios; ofertas públicas de empleo insuficientes; la baremación del euskera por encima de los conocimientos profesionales; la falta de incentivo para las plazas de difícil cobertura; y los sistemas arbitrarios para la elección de jefaturas".

También ha pedido soluciones para "la gran presión asistencial que provoca que servicios médicos enteros estén al borde del 'burnout'; el incremento injustificado de plazas perfiladas como sistema de contratación a dedo; y los bajos sueldos, lo que lleva a buscar trabajo en otras comunidades, ya que Navarra es de las que peor retribuye al profesional médico".

En opinión del SMN, "la mejora del actual sistema de salud pasa por una financiación adecuada; condiciones laborales apropiadas que permitan el desempeño profesional correcto; planes de desarrollo profesional y remuneración acorde a su responsabilidad".

"Como motores principales del sistema sanitario reivindicamos como pilar irrenunciable de la eficiencia de nuestra profesión la recuperación de la relación médico paciente, lo que implica tener como mínimo el tiempo suficiente para realizar una atención personalizada", ha demandado Montes.

Más información