Solana dice que en Navarra hay otra ley sobre prestaciones por maternidad que "se modifica para mejorar" la exención

María Solana.
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 10/10/2018 13:53:00CET

PAMPLONA, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del Gobierno de Navarra, María Solana, ha afirmado que la sentencia del Tribunal Supremo que ratifica la exención para las prestaciones por maternidad se refiere a una ley que "no rige" en Navarra ya que en la Comunidad foral "hay una ley distinta" que desde 2012 elimina dicha exención y que "se está modificando con un proyecto de Gobierno y que mejora la propuesta de exención".

En la rueda de prensa tras la sesión de Gobierno, Solana ha indicado que "llama la atención la exigencia que hace la oposición, UPN, PSN y PPN, quienes en 2012 aprobaron en el Parlamento una ley por la que esta exención no se aplica en Navarra". "Hasta 2012 la exención existía pero a partir de entonces deja de existir", ha expuesto.

La portavoz del Ejecutivo ha señalado así que "parece complicado que haya una sentencia que obligue a reconocer una exención cuando hay una ley que tan claramente especifica que no la hay".

Solana ha indicado que el Gobierno de Navarra aprobó el pasado mes de junio, "adelantándose a esta situación", una "deducción para las prestaciones por maternidad y paternidad, lo hizo en su proyecto de ley para la reforma del IRPF que está pendiente de acabar de ser tramitado en el Parlamento foral". Una vez finalizado el trámite, entraría en vigor en 2019", ha precisado.

A su juicio, "la propuesta del Gobierno de Navarra compensa esa no exención y lo hace de una forma más equitativa y progresiva". "Es más equitativa porque es aplicable indistintamente a hombres y mujeres, también a trabajadores y trabajadoras con nómina y a autónomos y autónomas", ha añadido.

Ha afirmado que es "más progresiva porque establece una deducción en la cuota, a diferencia que la exención que es reducción en la base imponible; y porque establece la progresividad en el porcentaje de deducción en función de los ingresos totales, algo que la exención no hace".

María Solana ha precisado que el coste de esta medida del Gobierno sería de unos 7 millones anuales, que "es lo mismo o un poco más que lo que supondría la exención". "La nueva ley navarra no supone ayudas menores a lo que supondrían las exenciones", ha afirmado.

La portavoz ha indicado que "si las madres navarras han estado en desventaja respecto a las del resto del Estado ha sido gracias a la ley de UPN, PSN y PPN de 2012". "Es difícil o casi imposible que un tribunal obligue a Navarra a una solución pareja a la del Estado porque la ley de Navarra, al contrario que la estatal, sí deja bien claro que se elimina la exención", ha afirmado.

Ha incidido así que en Navarra "nos regulamos por otra norma" a la del resto de España y "la sentencia hace referencia a otra ley". En cualquier caso, ha señalado que "no hemos esperado en el Gobierno de Navarra a conocer esta sentencia, en la búsqueda de que la ciudadanía no esté en peores condiciones que el resto y dándole un valor si cabe más allá al reconocer los derechos también para la paternidad".

EN EJEMPLOS

Solana ha indicado que para una mujer que cobra 83.000 euros de ingresos brutos al año "la exención de la ley estatal le supondría una diferencia en cuota de 8.700 euros" y, "sin embargo, a personas con rentas más bajas y con deducciones sin aplicar por insuficiencia en cuota el efecto de la exención podría ser cero". "Y esto no ocurre con las nuevas medidas propuestas por el Gobierno", ha dicho.

Según ha detallado, con las nuevas medidas, una persona con unos ingresos de 30.000 euros al año y con una prestación por maternidad de 10.000 euros "disfrutará de una deducción en su cuota diferencial de 2.500 euros, un 25 por ciento de la prestación, cuando realice la declaración de la renta".

El porcentaje de deducción, ha dicho, "se reduce progresivamente cuanto mayores son los ingresos, y sería de un 20 por ciento con ingresos de 45.000 euros; del 15 por ciento para ingresos de 60.000 euros; del 10 por ciento para ingresos de 75.000 euros y del 5 por ciento para ingresos de 90.000 euros; desaparecen a partir de ingresos de 105.000 euros".

Contador