UGT y SPA muestran su "gran satisfacción" por el pacto que reclasificará el nivel de más de 3.300 funcionarios navarros

Jesús Javier Elizalde, de UGT (i) y Begoña de Frutos, de SPA.
EUROPA PRESS
Publicado 01/10/2018 14:30:55CET

PAMPLONA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos UGT y SPA han expresado este lunes su "gran satisfacción" por el acuerdo alcanzado en la Mesa General de la Función Pública por el que 1.725 auxiliares administrativos serán reclasificados del nivel D al C y cerca de 1.400 empleados del nivel E pasarán al D. También promocionará el personal cuidador de educación y el de vigilantes de carreteras.

Estas son algunas de las medidas previstas en el acuerdo que formalizarán el próximo 4 de octubre el Gobierno de Navarra y los sindicatos UGT, LAB y CCOO.

En una rueda de prensa conjunta, UGT y SPA, que han trabajado conjuntamente para conseguir el paso de los auxiliares administrativos al nivel C, han señalado que "hoy es un día de gran alegría para todos nosotros" y han destacado que la "unión de esfuerzos no ha sido baldía".

El representante de la Federación de Empleados de los Servicios Públicos de UGT Jesús Javier Elizalde ha señalado que esta era "una reivindicación histórica de décadas que machaconamente hemos mantenido" y ha valorado que finalmente ha sido posible alcanzar un acuerdo.

En la misma línea, la responsable del sindicato SPA, Begoña de Frutos, ha afirmado que se ha alcanzado "un buen acuerdo" y ha destacado que "es un día feliz para los auxiliares administrativos". "Agradecemos a la Administración el esfuerzo y la sensibilidad y el trabajo que ha realizado para acabar con esta discriminación", ha añadido.

10,9 MILLONES EN TRES AÑOS

El acuerdo que han alcanzado el Gobierno de Navarra y los sindicatos tiene su origen en el pacto que a su vez firmaron el pasado mes de marzo en Madrid UGT, CCO y CSIF con el Estado para la mejora del empleo público.

Este acuerdo suscrito en Madrid, además de un incremento salarial de entre el 6,12 por ciento y el 8,8 por ciento previsto para los años 2018, 2019, y 2020, incluye unos fondos adicionales del 0,3 por ciento de la masa salarial cada año. En el caso de Navarra, se trata de 10,9 millones de euros: 3,4 millones en 2018, 3,66 en 2019 y 3,82 en 2020. Además, queda pendiente para 2020 otro fondo del 0,55 por ciento del a masa salarial sujeto al cumplimiento del déficit.

Con estos fondos, se han acordado varias mejoras, entre ellas la ya citada sobre auxiliares administrativos, que se va a llevar a efecto en los años 2018, 2019 y 2020, y que supone una mejora salarial media por trabajador cercana a los 1.300 euros brutos cada uno de los tres años. El coste bruto de esta medida asciende a 6,66 millones de euros aproximadamente.

El acuerdo incluye también la reclasificación del personal del nivel E al D, unos 1.400 empleados, y su homologación retributiva a conserjes. También se hará en tres años y su incidencia económica conlleva una mejora salarial media por trabajador y año de unos 450 euros brutos. Su coste total asciende a 1,8 millones.

Igualmente se ha acordado la promoción del personal cuidador de educación del nivel D al C, la cual se llevará a cabo en el año 2020, y la de los vigilantes de carreteras, que se realizará este año. Representan unos 180 y 28 trabajadores respectivamente. Esta medida supondrá un gasto de 950.000 euros.

Otras cuestiones que recoge el acuerdo son mejoras en las retribuciones complementarias para determinados colectivos en diferentes porcentajes: jefes de sala y operadores de SOS Navarra, colectivo de Guardería Forestal (incremento en un 5 por ciento del complemento de riesgo), personal educador infantil, nivelación del complemento de jefaturas independientemente del nivel al cual corresponda quien ocupa la jefatura, trabajadores sociales, y encargados de servicios generales, entre otros.

Según ha explicado Jesús Javier Elizalde, quedan condicionados a un fondo previsto para 2020 de unos 7 millones de superávit presupuestario una serie de cuestiones retributivas tales como mejora del precio de la hora nocturna y festiva para los niveles C y D, mejora del quinquenio, de la ayuda familiar, del complemento de turnicidad o del trabajo en festivos.

Elizalde ha señalado que "en este proceso hemos pedido a la Administración un esfuerzo mayor para poder abordar otras reivindicaciones completamente legítimas de otros trabajadores, pero se nos ha respondido que la disponibilidad de recursos económicos en este momento no permite afrontarlas".