UPN dice que "el último informe sobre la pasarela de Labrit deja en evidencia las falsedades de Bildu"

Publicado 01/05/2019 14:08:47CET
El Ayuntamiento de Pamplona reclama casi 800.000 euros por la "situación de ruina" de la pasarela del Labrit
POLICÍA MUNICIPAL DE PAMPLONA - Archivo

PAMPLONA, 1 May. (EUROPA PRESS) -

El grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha afirmado este miércoles que "el último informe sobre la pasarela de Labrit deja en evidencia las falsedades de Bildu y Geroa Bai alrededor de este asunto y confirma el ridículo de Asiron, que después de más de tres años ha sido incapaz de solucionar este asunto, terminando la legislatura con la pasarela cerrada, en su sitio, pero sin reparar, ni mantener".

Los regionalistas han destacado, en un comunicado, que en este último paso, aprobado este martes, "Bildu y Geroa Bai han reculado, pasando del derribo inmediato y anunciado para mediados de marzo por el propio Asiron, a dejarlo para la próxima legislatura que comenzará el 15 de junio".

Lo hacen, según UPN, "porque al contrario de lo que afirmaron, ningún informe hablaba de que fuera urgente desmontarla por motivos de seguridad, una mentira que ahora también queda al descubierto".

Según ha continuado, "el expediente reconoce también que es necesario informar a Príncipe de Viana, tal y como sostenía UPN en un recurso presentado contra el derribo de la pasarela, que pretendía llevarse a cabo sin remitir la información al Gobierno de Navarra, pese a estar situado en un entorno BIC (Bien de Interés Cultural)".

"Además, de la lectura de los informes que figuran en el expediente aprobado por la Junta de Gobierno ayer, se desprenden importantes discrepancias sobre sus condiciones de seguridad", han explicado, para señalar que van a "estudiar detenidamente y con detalle todos los análisis, teniendo claro que el objetivo ha de ser, en caso de que se necesite, reparar lo existente y no derribar por derribar".

Según UPN, "lo aprobado ayer es la confirmación de que el anuncio de derribo proclamado en el mes de marzo estaba motivado por las urgencias electorales de Asiron y no basado en una tramitación jurídica y técnicamente adecuada, que ahora tiene que re adaptar apresuradamente".

Además, han indicado que el alcalde "cerró la pasarela allá por febrero de 2016 y desde entonces ha sido incapaz de avanzar en este asunto, más allá de las bravuconadas y anuncios electorales". "Más de tres años después, la pasarela sigue en su sitio y sigue cerrada, sin reparación ni mantenimiento alguno, impidiendo el enlace peatonal entre las murallas, y con constantes bandazos en la tramitación de un expediente cada vez más débil y más difícil de defender en un juzgado, donde seguramente acabará todo este asunto", han expuesto.

Para leer más