Actualizado 25/01/2007 20:32 CET

Crónica 11-M.- La Policía presenta el informe sobre las pruebas recogidas tras el 11-M

- La Audiencia Nacional da un plazo de 24 horas a la Guardia Civil y los Tedax para la entrega inmediata de las evidencias en su poder

MADRID, 25 Ene. (OTR/PRESS) -

El comisario general de Información, Miguel Valverde, y el comisario general de la Policía Científica, Miguel Ángel Santano, presentaron hoy el informe solicitado por la Audiencia Nacional sobre las pruebas y vestigios de explosivos recogidos en los focos de las explosiones del 11-M. Además, la Sala Segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional dio un plazo de 24 horas a la Guardia Civil y los Tedax para la entrega inmediata de los restos que puedan estar aún en poder de estos dos Cuerpos.

Las pruebas recogidas en los focos de las explosiones y escenarios del 11-M, contenidos en 29 bolsas acompañadas del correspondiente inventario, se encontraban ya en posesión de la Sala, según informaron Valverde y Santano. Los restos de explosivos se recogen en cuatro bolsas y, junto al resto de pruebas, habían sido ya trasladadas a las dependencias judiciales de la Casa de Campo, donde el próximo 15 de febrero comenzará el juicio del 11-M.

Al parecer, ya fueron entregadas por la Policía al Juzgado de Instrucción número 6 en marzo de 2006 y pasaron, una vez se elevó sumario, a la Sala de lo Penal que las ha custodiado hasta el momento. A través de una providencia hecha pública hoy las bolsas -que conforman un 90% del total de los indicios recogidos tras los atentados- fueron entregadas a la Policía Científica a las 13:30 de hoy en presencia de un secretario judicial.

La Sala ha concedido, además, un plazo de 24 horas a la Guardia Civil y los Tedax para la entrega inmediata de los restos que puedan estar aún en poder de estos Cuerpos. La citada providencia incluye también la aprobación de un plan de actuación pericial y designa a los 10 peritos que realizarán los nuevos análisis de los explosivos y que jurarán sus cargos el próximo lunes. La nueva prueba, solicitada por la defensa del presunto autor material de los atentados, Jamal Zougam, la Asociación de Ayuda al 11-M y la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) comenzará el próximo martes.

DESPEJAR LAS DUDAS

El tribunal justificó la elaboración de este nuevo análisis, con el fin de "conciliar" las diferentes pretensiones y por "la necesidad de despejar todas las dudas" puestas de manifiesto por varias de las acusaciones con respecto al explosivo empleado en la masacre. Así, la pericia tiene por objeto permitir determinar "las sustancias, elementos y/o componentes químicos" que hay en los explosivos, con el fin de expresar finalmente qué tipo pudo haberse utilizado.

Según el plan establecido en la providencia, los peritos realizarán análisis cualitativos y cuantitativos de los restos de explosivo cuando la muestra lo permita al igual que de las evidencias recogidas en los focos de las deflagraciones. Impone también la celebración de una reunión científica en la que todos los expertos acreditados fijarán líneas comunes sobre las técnicas a utilizar u los protocolos científicos que regirán los análisis.

El equipo de peritos dispondrá de un plazo que se prolongará hasta el próximo 13 de febrero, dos días antes del inicio del juicio, para presentar el borrador de su informe. En el caso de que los restos existentes no sean suficientes, deberá emitirse un informe antes del próximo 10 de febrero en el que se explique la razón por la que no existen muestras, por qué no se recogieron o consumieron o no se realizó pericia sobre ellas.

Además, la prueba pericial se realizará en los laboratorios de la Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía y será grabada en audio y vídeo "por, al menos, dos cámaras que se usarán sucesivamente" y que después serán precintadas en presencia del secretario judicial.