Crónica Accidente.- Los psicólogos critican el modo en que se trató a los familiares de las víctimas del MD de Spanair

Actualizado 03/09/2008 19:48:07 CET

- Reunir a las familias en una sala e ir diciendo los nombres de los fallecidos "no es la forma más adecuada de informar"

MADRID, 3 Sep. (OTR/PRESS) -

El dispositivo desplegado para asistir a los familiares de las víctimas del accidente de barajas no fue el adecuado. Así lo afirma el presidente del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid (COPM), Fernando Chacón, que critica que "una ciudad como Madrid siga sin tener un protocolo de coordinación de atención psicológica específica" con precedentes como el 11-M. "Aunque el accidente haya provocado muchas víctimas, reunir a todos los familiares en una sala y decir uno a uno los nombres de los fallecidos no es la fomr más adecuada de informar sobre los acontecimientos", apuntilló Chacón.

"Creo que es obligación del colegio y de la administración que en estos casos no se deje a la suerte o a la buena voluntad de los trabajadores el funcionamiento del despliegue, y para ello es necesario la creación de un protocolo que coordine los servicios de asistencia en estas situaciones", sentenció Chacón. "El COPM se ha puesto en contacto con las autoridades", aunque aún deben reunirse y plasmar las ideas que tienen.

Por otra parte, Chacón criticó fuertemente el modo en el que se trató a los familiares de las víctimas. "Aunque el accidente haya provocado muchas víctimas, reunir a todos los familiares en una sala y decir uno a uno los nombres de los fallecidos no es la forma más adecuada de informar sobre los acontecimientos", señaló.

"Es un poco triste que cinco años después del 11-M, una ciudad como Madrid siga sin tener un protocolo de coordinación de atención psicológica específico cuando en otras comunidades ya existe para cubrir simplemente accidentes de tráfico". "Pasó el 11-M y ha vuelto a pasar ahora; la noticia del fallecimiento se debe realizar de forma individualizada y privada con cada una de las familias", apuntó el experto.

MÁS DE 180 VOLUNTARIOS

"Cuando el colegio tuvo conocimiento del accidente, se identificó a los profesionales mejor cualificados para atender este tipo de situaciones teniendo en cuenta su experiencia y formación especifica en catástrofes", explicó Chacón. Todos los psicólogos que estaban de guardia fueron movilizados, siendo enviados a Ifema y al aeropuerto para atender a las familias. La labor de los psicólogos del COPM fue la de acompañar a los familiares durante la toma de muestras de ADN, el reconocimiento y recogida de objetos y la entrega de cadáveres, además de atender a las familias en el hotel habilitado para ellos.

En total intervinieron 183 voluntarios del 20 al 30 de agosto durante más de 1.650 horas de trabajo, coordinadas por 19 miembros del grupo de emergencias del COPM y 15 personas encargadas de organizar el dispositivo, según cifras facilitadas por la institución madrileña.

Por otra parte, la familia de Calzada de Coto (León) de la que fallecieron cuatro miembros en el accidente se presentará como acusación particular "para luchar contra la verdad". Javier Nuñez, padre de los dos hermanos fallecidos junto con la mujer y el bebé de tres meses de uno de ellos, aseguró que es necesario conocer las causas del accidente. "A mi no me ponen un caramelo en la boca con dinero. Mis cuatro familiares no tienen precio". No obstante, quiso ser cauto en sus declaraciones por respeto al resto de familiares de las víctimas.

OTR Press

Victoria Lafora

Todos a una

por Victoria Lafora

José Luis Gómez

Madrid y Khashoggi

por José Luis Gómez