Actualizado 21/08/2007 20:24 CET

Crónica Batasuna.- Batasuna admite que el proceso de negociación entre partidos "ha terminado"

- Pero la formación ilegalizada asegura que el camino que "traerá la resolución al conflicto" sigue en marcha

BILBAO, 21 Ago. (OTR/PRESS) -

Batasuna al fin reconoce que el proceso de negociación entre partidos "ha terminado". Así lo aseguró el dirigente de la formación ilegalizada, Pernando Barrena, que en todo caso también dijo que el proceso que "traerá la resolución al conflicto" sigue en marcha. Un reconocimiento que llega casi nueve meses después de que el Gobierno diera por totalmente finiquitado el proceso tras el atentado de la T4 de Barajas que acabó con la vida de dos personas y dos meses y medio después de que ETA acuciara formalmente el fin de la tregua.

Barrena, aseguró, en una entrevista concedida a Radio Euskadi, que el proceso negociador terminó cuando "unos pocos partidos no llegaron a la mesa de partidos" y que, por otro lado, ETA y el Gobierno también estuvieron "inmersos en un proceso de negociación y a finales de mayo vimos que eso se había terminado". Pero aunque el proceso como tal haya terminado, Batasuna sigue hablando de otro proceso, el que "traerá la resolución del conflicto", y que dicen, "sigue en marcha".

Y es que, según Barrena, aunque en estos momentos "no haya premisas para negociar o para el diálogo", el objetivo "debiera ser buscar y, en la medida de lo posible, recrear esas condiciones". Así, dijo tener "muy claro que el proceso ha terminado" y que "no hay lugar" para el diálogo, pero indicó que la necesidad de "un escenario de paz donde se respeten todos los derechos es más urgente que nunca", por lo que "el proceso político no se puede parar".

Un proceso político para el que la formación ilegalizada sigue postulando como base fundamental su propuesta de crear una única autonomía política dentro del Estado español formada por los territorios de Euskadi y Navarra, un "modelo de transición" que serviría para "arreglar el conflicto". "Es totalmente viable y es la única propuesta de verdad para superar con el conflicto", proclamó.

PROMETE AUTOCRÍTICA

Además, Barrena anunció que la izquierda abertzale tiene pensado analizar detenidamente la situación actual y cómo se ha llegado a ella, "con toda la autocrítica que sea necesaria", para lo que serán importantes las opiniones de toda la militancia con objeto de "poder hacer las cosas bien en el futuro, seguramente mejor que esta última temporada y acertar de una vez". En todo caso Barrena señaló que estos dos últimos años "no han pasado en balde", sino que les han servido para desenmascarar los "intereses ocultos" de otros partidos, en referencia a PSOE y PNV, lo que les ayudará a la hora de encarar "nuevas formulaciones y tomar nuevas iniciativas".

En este sentido señaló, en referencia al referéndum que quiere realizar el lehendakari Juan José Ibarretxe que "consultar está bien", pero es necesario aclarar aspectos como "a quiénes se consulta, sobre qué, si hay que preguntar a todos los vascos o sólo a una parte". En este sentido, rechazó que la consulta se plantee sólo entre los ciudadanos del País Vasco y para preguntar "sólo" si creen que tienen derecho a decidir. "No nos parece bien preguntar sobre un derecho propio", agregó. A su juicio, la consulta se debe plantear sobre un "acuerdo previo" e indicó habría que estudiar "cómo hacer posible que todos los ciudadanos vascos puedan dar su opinión en su totalidad, con qué garantías se hace y sobre qué habría que consultar".