Actualizado 17/02/2007 22:54 CET

Crónica Buque.- El Gobierno dice que los gases que emite el buque frente A Coruña no son peligrosos en espacio abierto

- El barco holandés, anclado a unos 15 kilómetros de la costa, está cargado con 6.000 toneladas de fertilizantes en descomposición

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Feb. (OTR/PRESS) -

Los gases que emite el buque holandés anclado a unos 15 kilómetros de la costa de A Coruña no son peligrosos en espacios abiertos. Así lo aseguró la Delegación de Gobierno de Galicia que "no prevé" que el proceso de descomposición que afecta a parte de las más de 6.000 toneladas de la carga con fertilizantes del buque holandés 'Ostedijk' pueda producir contaminación o vertido.

Los gases que emite, apunta el Ejecutivo, tan sólo podrían provocar "irritabilidad y escozor" y no ha afectado a los doce miembros de la tripulación. En todo caso se esperará hasta los resultados del análisis que realice el equipo de evaluación que que accedió al buque, que está a ocho millas (aproximadamente a 15 kilómetros) de la Torre de Hércules en A Coruña; de las condiciones climatológicas; y el estado de la mar, "se adoptarán las decisiones oportunas en cuanto al tratamiento de la carga afectada".

Asimismo, la Delegación del Gobierno aclaró que el remolque 'Don Inda' y el Ibaizabal I mantienen al buque a una distancia "segura" de unas ocho millas. Para ello, el primero de ellos le hadado remolque por popa. Además, un equipo de evaluación técnica se ha desplazado a la embarcación para hacer una evaluación 'in situ' de la situación.

Fue a las dos y media de la madrugada de ayer cuando el capital del 'Ostedijk' envió un aviso al centro de control de tráfico marítimo de Finisterra en la que alertaba del proceso de descomposición que se estaba produciendo en su carga. En aquel momento el buque estaba a unas 50 millas al oeste de A Coruña navegando en dirección a Valencia con 6.012 toneladas de fertilizantes en sus bodegas (NPK-15-15-15-C, comúnmente utilizado para actividades agrícolas), mercancía no clasificada como peligrosa por los organismos internacionales, y que normalmente no supone riesgo de contaminación.

A continuación, a las 3 horas se constituyó en la Capitanía Marítima de A Coruña el Centro de operaciones para dar respuesta a la situación y Salvamento marítimo desplaza hasta la zona a dos remolcadores, el Don Inda y el Ibaizabal I y el primero le dio remolque por popa y entre ambos mantienen en estos momentos al buque a una distancia segura de unas ocho millas.

TOURIÑO: TODO BAJO CONTROL

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, aseguró que se habían adoptado "todas las medidas razonables" que "demanda" la situación. "Lo que hay es la necesidad de responder a una emergencia y se está respondiendo", afirmó Touriño que interrumpió su visita a Oviedo para seguir la situación desde su residencia oficial.

Señaló que el "problema no es del barco". Así, aclaró que el carguero está "bien" y que "el problema es la carga", ya que "ciertos fertilizantes en determinadas condiciones pueden provocar esta situación". En todo caso avisó que todavía "no es momento para evaluar" la situación del barco, puesto que la prioridad actual es garantizar que la actuación de los servicios de Salvamento Marítimo para "darle remolque y alejarlo de la zona más próxima de la costa".