Crónica Espacio.- Descubierta en Mercurio una formación geológica única en forma de araña

Actualizado 31/01/2008 18:46:36 CET

- Las 1.200 imágenes captadas por el Messenger muestran otras características topográficas peculiares

WASHINGTON, 31 Ene. (OTR/PRESS) -

La nave de la NASA 'Messenger', cuyo viaje a Mercurio ha alcanzado los tres años y medio, ha enviado numerosos datos inéditos y más de 1.200 imágenes sobre el planeta más cercano al Sol. Los científicos se encuentran emocionados ante su último descubrimiento, ya que la nave ha captado fotografías de una formación geológica única hasta ahora que han denominado 'la araña'. Pero ésta no ha sido la única sorpresa que se han llevado al analizar la topografía del planeta ya que también han encontrado acantilados y cráteres, de características bien diferentes a los existentes en la Luna.

El espacio no deja de sorprender a los científicos. El último descubrimiento les ha dejado de piedra al observar una extraña formación geológica en forma de araña. "Esta formación no se ha visto nunca antes en Mercurio y ni siquiera se ha descubierto algo parecido en la Luna", explicaba Sean Solomon, principal investigador de 'Messenger'. Gracias al envío de esta misión, la primera enviada a la órbita del planeta, se ha podido llegar a lugares a los que nunca se había accedido antes.

Por ello, la nave "nos ha enviado una mina de oro de datos sorprendentes", decía Solomon. Entre ellos, el descubrimiento estrella, la formación geológica 'araña', que "yace en medio de un gran cráter". Además, a su vez, "tiene un cráter cerca de su centro, pero si este está relacionado con su formación original o se creó posteriormente no está claro de momento", explica James Head, co investigador del descubrimiento en la página web de la NASA recogida por otr/press.

Los científicos se centran ahora en examinar toda la información recopilada por 'Messenger' sobre la formación, que se calcula que puede tener 960 millas de diámetro. Asimismo, el interior del cráter es más reflectante que el exterior, algo totalmente contrario a las características que presentan los cráteres lunares.

Por otra parte, la perspectiva que ha alcanzado la nave del planeta ha permitido conocer otras informaciones sobre el suelo de Mercurio, de forma que también se han descubierto enormes acantilados de cientos de millas de longitud a lo largo de su superficie así como otros cráteres.

CAMPOS MAGNÉTICOS

La nave espacial no ha vuelto con las manos vacías ya que también ha observado que sus campos magnéticos, como ocurre en los de la Tierra, se generan de líquidos metálicos, siendo Mercurio y la Tierra los únicos planetas que poseen este fenómeno de los cuatro terrestres. Este campo magnético desvía el viento del Sol, de forma que crea una burbuja alrededor del planeta que actúa como pantalla protectora de la superficie con respecto a partículas y otras fuerzas que provienen de nuestra galaxia.

Además, 'Messenger' también ha ofrecido información sobre la formación mineral de la superficie de Mercurio, donde se han detectado emisiones ultravioletas de sodio, calcio e hidrógeno. Los científicos están en uno de sus mejores momentos ya que tienen previstas otras dos misiones alrededor de Mercurio, que permitirán ampliar toda la información recibida. "Estamos empezando a llegar donde nadie ha llegado antes", celebraba el científico Ralph McNutt.