24 de febrero de 2020
 

Crónica ETA (2).- El PP califica de "lamentable" que el Gobierno una "cortina de humo" con el himno para despistar

Actualizado 05/02/2007 19:25:10 CET

- Blanco dice que "no hay cosa que más le guste al PSOE que ver gozoso al PP manifestándose en contra del Gobierno" - El Foro de Ermua pide a los socialistas que lo usen en sus movilizaciones y no descarta volver a emplearlo

MADRID, 5 Feb. (OTR/PRESS) -

Gobierno y oposición siguen a vueltas con la manifestación del sábado y con el himno, que se ha convertido en el penúltimo arma arrojadiza de su encarnizada pugna en materia antiterrorista. El PP calificó hoy de "lamentable y desoladora" la reacción del Gobierno ante la marcha, ya que, según afirmó hoy su secretario general, Ángel Acebes, el Ejecutivo se dedica a "atacar e insultar a los ciudadanos que quieren la derrota" de ETA y crear "cortinas de humo" el el pretexto del uso del himno nacional en lugar de "sumarse a ellos". Y desde el PSOE se "valora positivamente" la manifestación, porque según afirmó su secretario de Organización, José Blanco "no hay cosa que más le guste al PSOE que ver gozoso al PP manifestándose en contra del Gobierno". Y mientras PP y PSOE se enfrentan, desde el Foro de Ermua ni mucho menos se arrepienten de la utilización del himno, no descartan volver a emplearlo en el futuro e incluso van más allá al instar a los socialistas a emplearlo en sus actos junto con la bandera española.

En su comparecencia ante los medios tras la Ejecutiva del PP, Acebes calificó de "rotundo éxito" la manifestación del Sábado en Madrid y justificó la utilización del himno de España alegando que al mismo acudieron ciudadanos de "todas las ideologías". El dirigente popular exigió al Gobierno que deje de "ofender" a los que acudieron a la marcha del Foro de Ermua y cese en su intento de crear "cortinas de humo" a consta del himno y la bandera porque "estos dos son los símbolos que nos unen". "Sólo un Gobierno que está empeñado en la división puede irritarle que sus ciudadanos utilicen los símbolos nacionales", sentenció.

"En lugar de atacar e insultar a los ciudadanos que quieren derrotar a ETA, Zapatero debería sumarse a ellos para, juntos, acabar definitivamente con el terrorismo y recuperar la libertad en España. Esto es lo decente y eficaz" proclamó Acebes que tachó la reacción del Gobierno de "lamentable y desoladora". Aseguró que no escuchó ningún insulto al Gobierno durante la marcha y que sólo vio pancartas y proclamas defendiendo la libertad "que está en juego y amenazada".

Pero desde el PSOE replican que respetan a los miles de ciudadanos que acudieron a la manifestación del pasado sábado en Madrid, "con el sincero propósito de expresar su rechazo a la violencia de ETA", pero también aseguran que estos ciudadanos "se encontraron con una convocatoria en la que hubo muy pocos mensajes contra ETA y muchos insultos contra el Gobierno de España y su Presidente".

Así Blanco aseguró que el Partido Socialista "valora positivamente" la manifestación ya que "no hay cosa que más le guste al PSOE, un partido profundamente democrático, que ver gozoso al PP manifestándose en contra del Gobierno". "Espero que esté muchos años gozoso manifestándose en contra del Gobierno", sentenció irónico el secretario de organización socialista que en esta ocasión no hizo ninguna referencia a la polémica utilización del himno español en la marcha.

LA NORMA DE LA DISCORDIA

La norma de la discordia es el artículo tres del Real Decreto 1560/1997, de 10 de octubre, por el que se regula el Himno Nacional que señala que será interpretado en su versión completa "en los actos de homenaje a la Bandera de España", "en los actos oficiales a los que asista Su Majestad el Rey o Su Majestad la Reina", en los que asista "la Reina consorte o el consorte de la Reina" y "en los demás actos previstos en el Reglamento de Honores Militares.

Su versión breve procede interpretarla en actos oficiales a los que asistan los Príncipes de Asturias o Sus Altezas Reales los Infantes de España, en actos "oficiales a los que asista el Presidente del Gobierno", en los "deportivos o de cualquier otra naturaleza en los que haya una representación oficial de España" y "en los demás casos previstos en el Reglamento de Honores Militares". Y todo cambia según la interpretación que se haga de esta norma. Es decir, si el Real Decreto aprobado en el mandato del presidente José María Aznar es limitativo y sólo autoriza uso en los supuestos contenidos en la norma, o simplemente obliga a utilizarlo en estas circunstancias pero no prohíbe su uso en el resto de ocasiones.

Así desde el Foro de Ermua aseguran que el sábado no se incumplió ningún precepto legal ya que el Real Decreto "se limita a señalar cuándo deberá sonar el himno nacional de manera obligatoria, pero no prohíbe su uso en otras ocasiones". "Hemos tocado el himno nacional porque nos consideramos españoles y me parece que esa acusación que nos hace el PSOE sólo denota que ellos se avergüenzan de ser españoles, nosotros no", afirmó el presidente del Foro de Ermua, Mikel Buesa.

LA INVITACIÓN DEL FORO DE ERMUA

En este sentido en un comunicado solicita "expresamente al Partido Socialista que en sus movilizaciones públicas luzcan banderas españolas y hagan sonar el himno nacional", y recuerda que no es la primera vez que esta organización utiliza el himno nacional en sus movilizaciones. "Ya lo hicimos a comienzos de 2006, durante la campaña que realizamos en favor de la unidad de España, de la igualdad y de la solidaridad entre todos los españoles, con motivo del proyecto de nuevo Estatuto de Cataluña", recuerda la organización que no descarta volver a utilizarlo en futuras movilizaciones.

Al margen de la polémica generada con la utilización del himno nacional, el presidente del Foro de Ermua admitió que que la marca celebrada el sábado se convirtió en "una crítica al Gobierno". " Nosotros hicimos una manifestación contra ETA, pidiendo la derrota de ETA", dijo Buesa que acto seguido reconoció que el lema de la manifestación implica "una modificación muy sustancial y radical de la política que está siguiendo la política de Rodríguez Zapatero, que busca establecer una negociación con ETA y algún pacto con ETA.