Crónica ETA.- ((Sustituye a la anterior por actualización con nuevos datos de la investigación))

Actualizado 24/08/2007 22:21:00 CET

ETA vuelve a atentar detonando 100 kilos de explosivo en el cuartel de la Guardia Civil de Durango - "Podría haber sido una carnicería", afirma Mesquida - La onda expansiva causó heridas a dos guardias civiles que fueron dados de alta a las pocas horas

BILBAO/MADRID, 24 Ago. (OTR/PRESS) -

Tras varias intentonas fallidas, ETA finalmente logró su objetivo y volvió a atentar. Fue la pasada madrugada en la localidad vizcaína de Durango. Allí, los terroristas hicieron estallar una furgoneta bomba cargada con hasta 100 kilos de explosivo a las puertas de un cuartel de la Guardia Civil. Como consecuencia de la explosión, que según el director general de la Guardia Civil y la Policía Nacional, Joan Mesquida, "podría haber sido una auténtica carnicería", dos guardias civiles resultaron heridos leves y fueron dados de alta a las pocas horas. Esta es la primera acción de envergadura de la banda terrorista después de que el pasado 5 de junio anunciara el fin oficial de la tregua, que ya rompió el 30 de diciembre del año pasado con el atentado de la T4 de Barajas en el que perdieron la vida dos personas.

El atentado se produjo a las tres y media de la mañana y fue cometido, según informó Mesquida, por varios individuos que habrían llegado al cuartel en dos vehículos. La furgoneta bomba, un modelo C-15 que podría haber sido robada ayer por noche en Guipúzcoa, contenía entre 80 y 100 kilos de un explosivo de tipo medio aún por determinar.

Este es el tercer atentado que sufre la casa-cuartel de Durango y según señaló Mesquida desde la propia localidad vizcaína, habría sido perpetrado por varios individuos que aparcaron el vehículo dando marcha atrás, para "dotar de una mayor eficacia de la onda expansiva hacia el cuartel". Tras detonar a distancia la bomba, los etarras huyeron en otro vehículo, que "posiblemente" sea el que hizo explosión con un artefacto incendiario en Amorebieta.

"Ahora lo que importa es conocer qué tipo de material explosivo se ha utilizado, qué tipo de material o de mecanismo de iniciación, no sabemos si han utilizado temporizador, un cordón mecha o algún tipo de mando a distancia", apuntó Mesquida que también destacó que el hecho de que el vehículo en el que presuntamente huyeron los terroristas tuviera matrícula de Portugal, "podría confirmar la hipótesis con la que se ha venido trabajando, de la posibilidad de que ETA pudiera tener algún tipo de infraestructura en Portugal". Asimismo, añadió que "este hecho también podría poner de manifiesto una infraestructura en Vizcaya".

ESTRUCTURA EN PORTUGAL

De hecho, el Seat Ibiza el que huyeron y que luego apareció calcinado en Amorebieta, fue alquilado por algún miembro de ETA el pasado mes de mayo en la turística localidad de Cuarteira, en El Algarve portugués. La persona presentó documentación falsa y dijo que lo recogería en Oporto, la capital del norte del país, en el extremo opuesto a donde el terrorista entregó por adelantado el dinero de la fianza.

Este hecho se suma a lo ocurrido el 21 de junio pasado, el miembro 'liberado' de la banda Ander Múgica Andonegi abandonó un Ford Focus ranchera con 115 kilos de explosivo en una carretera cerca de Ayamonte (Huelva), en dirección a Portugal. Todo indica por tanto que la presencia de ETA en el país luso podría tener un caracter estable. El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ya investiga el caso bajo secreto de sumario. El juez investiga la comisión de un delito de estragos terroristas, dos de atentado con resultado de lesiones y dos por tentativa de asesinato.

Tras mostrar su "apoyo" a todos los agentes que prestan servicio en el cuartel de Durango y sus familias, y especialmente a los dos heridos, Mesquida confirmó que fueron dados de alta tras ser atendidos de heridas de "escasa consideración". "Obviamente en estos momentos están bajo el shock traumático lógico de cualquier situación como la que han vivido. Entre los familiares obviamente hay una sensación de preocupación, pero también podría decir que he visto una sensación de gran fortaleza", afirmó.

25 HORAS AL DÍA

El director de la Guardia Civil y la Policía Nacional no negó que este atentado por esperado se concebía como casi inevitable pero destacó que el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad ha sido "intenso antes, durante y después de la tregua". Y lejos de desmoralizar a los efectivos de la lucha antiterrorista, Mesquida aseguró que este tipo de actuaciones lo que hace "es fortalecernos aún más en la determinación de luchar con mayor intensidad contra la banda terrorista ETA".

"ETA va a conseguir precisamente lo contrario de lo que pretende. Si pretende desmotivarnos, nos va a reafirmar en nuestra determinación de luchar con mayor intensidad si cabe", sentenció el director de la Policía y la Guardia Civil que prometió que si hasta ahora han estado trabajando 24 horas al día contra ETA tras el atentado de hoy "trabajaremos 25".

OTR Press

Antonio Casado

Rajoy: dosis de recuerdo

por Antonio Casado

Fermín Bocos

La Constitución resiste

por Fermín Bocos

Charo Zarzalejos

Trampas en el solitario

por Charo Zarzalejos