Crónica ETA (4).- Zapatero tajante asegura que ETA "sólo tiene un destino: el fin"

Actualizado 14/01/2007 20:25:47 CET

- Niega que a raíz del atentado se haya generado una crisis en España y reprocha al PP su falta de apoyo

MADRID, 14 Ene. (OTR/PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez zapatero, aseguró que el único "destino" de la banda terrorista ETA es el "fin". Al mismo tiempo quiso desmentir que el atentado del pasado 30 de diciembre haya provocado una crisis en nuestro país, afirmando que "hemos sufrido un trágico atentado, pero crisis, ninguna". Para el presidente del Gobierno este acto "supone, sin duda alguna, una acción de ruptura del diálogo". Así lo recoge hoy el diario 'El País', en la primera entrevista de Zapatero tras el brutal atentado de ETA en Barajas.

Zapatero criticó la posición que está manteniendo el PP, afirmando que cuando un partido tiene que "centrar su acción de oposición" en la lucha contra el terrorismo es que "ha trastocado profundamente sus principios" y demuestra una "lamentable incapacidad" para hacer la tarea de oposición, en el "lógico terreno de nuestra democracia".

En este sentido, señaló que desde que llegó al Gobierno, antes del alto el fuego, durante el mismo, con el atentado y después del atentado, no ha tenido "ni un solo día" el apoyo del PP en la lucha antiterrorista. Pese a ello, el presidente del Gobierno aseguró que eso no es lo que más le preocupa, ya que su "intención" es la de seguir trabajando para tener la "máxima capacidad" de diálogo con el PP en la lucha antiterrorista.

En este sentido, Zapatero reprochó esta falta de apoyo al PP en materia antiterrorista, lamentando que no se haya "respetado la regla de evitar hacer política" con la lucha antiterrorista. Por ello, para Zapatero el reto es lograr un "gran consenso nacional" en la lucha contra el terrorismo.

En cuanto a las perspectivas de la ilegalizada Batasuna para participar en las próximas elecciones municipales del mes de mayo, el presidente del Gobierno aseveró que "la primera condición democrática" es "condenar la violencia". Y añadió que "quienes quieran hacer política, la deben hacer defendiendo los valores irrenunciables de la convivencia, que se traducen en un no rotundo a la violencia y en un no valiente a quienes practican la violencia".

Sobre los compromisos previos con ETA, el jefe del Ejecutivo aseguró que "el único compromiso que tiene el Gobierno, que tenía en el proceso, el que tiene, es el fin de la violencia, con dialogo".

Además, subrayó que su principal objetivo es que "no haya atentados, que no haya víctimas mortales", apoyándose en la "democracia, la política, el Estado de Derecho, la justicia y la ley". Zapatero sentenció que en democracia "sólo cabe la política, nunca la violencia", y aunque se lamentó de que "no se cumpliera la expectativa de que esta vez se podía", aseguró que "lo peor fue el dolor por las víctimas".

Sobre el atentado de Barajas, aseveró que "no era pensable por nadie", ya que el "el clima de los días anteriores era bueno, relativamente tranquilo". Y añadió que hasta donde tenían información, "no representaba que estuviéramos ante un escenario de es naturaleza".

En esta línea, Zapatero negó que que dentro de su equipo de Gobierno existan distintos puntos de vista -concretamente entre él y el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba- sobre cómo se había procedido o sobre cómo hay que proceder a partir de ahora. Así, Zapatero aseguró que "no hay discrepancia alguna entre lo que dijo Rubalcaba y lo que que dije yo", denunciando que eso forma parte de "alguna especie de intoxicación".

"COMPRESIÓN DE LA CIUDADANÍA"

Para explicar la posición del Ejecutivo tras el atentado de ETA en Barajas, Zapatero comparecerá el próximo lunes en el Congreso de los Diputados. Ésta será la primera vez que un presidente del Gobierno comparece en un Parlamento después de un atentado y tras la ruptura de un proceso de diálogo por parte de ETA. Sobre esta comparecencia, el jefe del Ejecutivo reconoció que será "difícil", aunque, aseguró, que confía en la comprensión de la ciudadanía. Ante esto manifestó que la gente puede estar "con dolor y con tristeza", pero "no reprocha a un Gobierno que intente un fin tan noble como ver el fin de la violencia y la paz".

Por último, el presidente del Gobierno se dirigió a "quienes practican la violencia" para decirles que "matar, como decía Stefan Zweig, no es defender una idea, es simplemente matar", y que por ello "el destino es el fin". En este sentido, concluyó que "en democracia sólo cabe la política, nunca la violencia".

OTR Press

Luis Del Val

Masturbarse en catalán

por Luis Del Val

Antonio Pérez Henares

Cuando el Cid era republicano

por Antonio Pérez Henares

Fermín Bocos

La debilidad de Sánchez

por Fermín Bocos