Crónica Euskadi (2).-Miles de personas secundan la manifestación a favor de Ibarretxe

Actualizado 29/01/2007 23:25:09 CET

-Garaikoetxea denunció la decisión de Tribunal Superior vasco ante lo que considera una "intromisión en las tareas del lehendakari"

BILBAO/MADRID, 29 Ene. (OTR/PRESS) -

Miles de personas -45.000 según los datos facilitados por el Ayuntamiento de Bilbao- secundaron la marcha a favor de Ibarretxe que estuvo coronada por una pancarta con el lema: "En defensa de nuestras instituciones", en euskera y castellano. En primera fila, los líderes de las formaciones convocantes, Josu Jon Imaz (PNV), Unai Ziarreta (EA), Javier Madrazo (EB) y Jon Abril (Aralar), seguidos por los miembros del gobierno de Ibarretxe, pero sin el lehendakari. Entre los asistentes también estaban sus antecesores al mando del ejecutivo vasco, José Antonio Ardanza y Carlos Garaikoetxea, quien, al finalizar la marcha leyó un comunicado en el que denunció la decisión de Tribunal Superior vasco ante lo que considera una "intromisión en las tareas del lehendakari".

La manifestación salió del Hotel Carlton, sede del primer Gobierno vasco, y discurrió en silencio hasta el Teatro Arriaga, donde se leyó el comunicado, se defendió el sentido "cívico y democrático de la justicia al servicio del derecho de la ciudadanía" y se incidió en que "ante este atropello no se debe permanecer en silencio". Garaikoetxea, uno de los encargados de leer el manifiesto, denunció la decisión del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, por lo que supone "una intromisión en la tarea institucional encomendada al lehendakari".

Aunque la marcha estaba convocada en apoyo de Ibarretxe, el lehendakari decidió no acudir a la marcha al entender que el protagonismo de la misma "debe recaer sobre los ciudadanos" que acudan, a los que el jefe de Gobierno expresó su "enorme agradecimiento". Tampoco asistió el líder de Batasuna, Pernando Barrena.

Horas antes de la marcha, la vicelehendakari, Idoia Zenarrutzabietia, consideraba que existe "una persistencia sospechosa" en los jueces que mantienen la causa contra Ibarretxe abierta, ya que el Supremo se ha pronunciado y ha manifestado que no existe delito en "sentarse a hablar con determinada gente para intentar y ver cómo se pueden resolver los problemas de este país". Por su parte, el líder del PNV, Josu Jon Imaz, dijo que no es "óbice" que "se enciendan las alarmas rojas de la democracia" por "el delito de mantener un diálogo con un dirigente político".

Según Imaz, la causa abierta contra Ibarretxe "no puede tener recorrido jurídico" porque "entre otras cosas, afecta a derechos fundamentales". "Si algún juez sigue con ese camino adelante, yo espero que se encuentro, por delante, también diques de contención y al final es evidente que podría estar hasta el propio Tribunal Constitucional, en la medida en la que esto está afectando a los derechos fundamentales", señaló, considerando que cuando "algunas" instancias judiciales entran "directamente" en la vida política "se están traspasando líneas rojas".

"ACOSO" A JUECES Y FISCALES

Unas declaraciones que fueron duramente criticadas por el secretario general del PP, Angel Acebes, que le acusó directamente de "acosar" a los jueces y fiscales. El número dos del PP consideró la manifestación una campaña de "dimación y acoso" a la Justicia y rechazó cualquier tipo de pacto con aquellos que exigen la derogación de la Ley de Partidos para que Batasuna pueda "volver a financiarse con el dinero de todos los españoles" o que hablan de "poner diques" al poder judicial.

El contrapunto lo puso el PSE, cuyo portavoz, Antonio Pastor, quien consideró que "probablemente" el encausamiento de Ibarretxe sólo "ha propiciado" alentar "una campaña de victimismo en la que el nacionalismo se ha movido siempre como pez en el agua y en la que Ibarretxe nada como un campeón". Si los socialistas consideraron la manifestación "el inicio de la precampaña del PNV", el portavoz de Batasuna Pernando Barrena también habló de marcha "partidaria".

Los batasunos anunciaron que no acudirían a la marcha porque "no deja lugar para la participación de la izquierda abertzale", dado que, a su juicio, en la misma se debería denunciar también "el engendro jurídico y político" de la Ley de Partidos, en la que situó el "origen" del encausamiento de Ibarretxe. Euskadi, proclamó, "no necesita movilizaciones en favor de Otegi o Ibarretxe, sino en defensa de que el proceso sea viable en las actuales coordenadas políticas".

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

¿Qué van a hacer ahora?

por Francisco Muro de Iscar

Victoria Lafora

Hay que ir a votar

por Victoria Lafora