30 de marzo de 2020
 
Actualizado 18/08/2008 20:02:42 CET

Crónica Euskadi.-Urkullu pide "no enredar" con mensajes "populistas" de que la consulta se celebrará pese al 'no' del TC

- El PSE advierte de que el Estado de Derecho "quedaría muy mal parado" si Ibarretxe no aceptase una suspensión de su iniciativa

BILBAO, 18 Ago. (OTR/PRESS) -

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, dejó claro hoy que su partido acatará la sentencia del Tribunal Constitucional sobre los recursos a la Ley de Consulta, pero no se quedará "quieto". En este sentido, y sin precisar las posibles medidas a adoptar, avanzó que se estudiarán nuevas iniciativas y "si no se puede celebrar esta, se celebrará otra". No obstante, pidió "no enredar" con mensajes "más bien populistas" de que la consulta se celebrará a toda costa. Precisamente a un posible rechazo del Ejecutivo vasco a la decisión del Constitucional se refirió hoy el alcalde de San Sebastián, el socialista Odón Elorza, que lamentó que el Estado de Derecho quedaría "muy mal parado" si el lehendakari, Juan José Ibarretxe, no acepta una posible suspensión.

El líder jeltzale volvió a puntualizar las distintas reacciones llegadas desde el tripartito y, en una entrevista a Herri Irratia-Loyola Media, declaró que el PNV "acatará lo que el TC diga". No obstante, "no nos vamos a quedar quietos en el caso de que dicte una sentencia contraria a lo que es nuestra interpretación de la ley de Consulta", dijo, aunque destacó la conveniencia de no "enredar a la ciudadanía con mensajes más bien populistas" como el de que la consulta se celebrará pese a lo que diga el TC.

Urkullu rechazó que sea el PNV "quien esté generando una polémica" porque, según indicó, su formación sabe que "es el partido mayoritario en el seno del Gobierno Vasco". "Otros con otros cargos pueden decir otras cosas", subrayó, destacando que "no se puede pensar que, a pesar de lo que diga el TC, se va a celebrar la consulta por encima de todo cuando estamos hablando del desarrollo y ejecución de una ley que tiene la misma aplicación que una ley electoral".

Tras afirmar que la petición de la Abogacía del Estado de que los integrantes del tripartito y Aralar no puedan personarse en la causa únicamente constituye una "cortina de humo", el presidente nacionalista aclaró que "la consulta es muy importante pero no es el objetivo final". A su juicio, "una legislatura no está marcada por el devenir de una ley de Consulta, sino que está marcada porque el Gobierno vasco tenga la capacidad de llevar adelante los proyectos con los que nació su programa de gobierno".

ADVERTENCIA DEL PSE

En una entrevista a Radio Euskadi, el alcalde de San Sebastián también se refirió a la polémica convocatoria de Ibarretxe, respecto a la que, en su opinión, tienen "serias dudas" incluso aquellos que la apoyaron. "Nos metería en un callejón sin salida", según Elorza.

"No es más que el inicio de una vía hacia la independencia, hay que decirlo con claridad y no pasa nada", aseguró, agregando que meterse en este proceso con un resultado tan ajustado, de 34 contra 33 y un voto de EHAK, es "un desatino". Asimismo, el regidor socialista precisó que el Estado de Derecho "quedaría muy mal parado" si el lehendakari no aceptara una posible suspensión de la ley por parte del Tribunal Constitucional.