Actualizado 20/08/2007 22:07 CET

Crónica Gente.- Pete Doherty vuelve a ser detenido en Londres por posesión de drogas

LONDRES, 20 Ago. (OTR/PRESS) -

Tan sólo trece días ha tardado Pete Doherty en incumplir su promesa hecha a la justicia. El pasado 7 de agosto la magistrada inglesa Davinder Lachlar, daba un ultimátum al cantante: o ponía fin a su adicción, o ingresaba en la cárcel de forma inmediata, sin embargo parece que esta última oportunidad le entró por un oído a Doherty y le salió por el otro, ya que el líder de 'Babyshambles' fue detenido hoy en Londres por posesión de sustancias ilegales.

A sus 28 años, el ex novio de Kate Moss es un habitual en las comisarías y juzgados ingleses. En esta ocasión, Doherty fue arrestado sobre las dos de la madrugada en el barrio de Tower Hamlets, en el este de la capital británica, según una información de 'The Sun' recogida por OTR/Press, después de que el rockero asistiera a un festival la noche anterior en la localidad de Stafford. Tras su detención, Scotland Yard ponía otra vez al cantante a disposición judicial.

De este modo, Pete ve cada vez más cerca la cárcel, ya que el pasado 7 de agosto, durante un juicio por posesión de cocaína, heroína, cannabis y ketamina, la jueza encargada del caso le amenazó con la cárcel si no había interés por su parte a la hora de mejorar su conducta. Además no ha cumplido hasta ahora la desintoxicación impuesta por la justicia y que el artista ha comenzado en numerosas ocasiones sin éxito, en Francia, Portugal y Tailandia.

JUICIO EL 4 DE SEPTIEMBRE

Con esta detención, Doherty suma un nuevo delito a su largo currículum, algunos de los cuales todavía siguen pendientes. Así, el próximo 4 de septiembre tendrá que comparecer de nuevo en los juzgados de Londres para responder por un delito de posesión de heroína, marihuana y crack, además de dos infracciones de tráfico, a causa de la ingesta de dichas sustancias.

Las drogas han protagonizado la vida de Pete Doherty. Cuando todavía hacía sus pinitos con las sustancias prohibidas, estuvo a punto de ser expulsado de los 'Babyshambles', porque sus compañeros no toleraban su actitud y su falta de profesionalidad, y aunque nunca llegó a suceder, Doherty ha sido advertido más de una vez.

También su vida sentimental ha estado marcada por su adicción, ya que su ex novia, Kate Moss, terminó la relación por culpa de su adicción, no sin antes protagonizar junto a él numerosos escándalos relacionados con las drogas. El más sonado, las fotografías de la modelo consumiendo heroína en uno de los conciertos de Doherty.