Crónica Internacional.- Musharraf declara el estado de excepción en Pakistán

Actualizado 03/11/2007 22:54:17 CET

- El Tribunal Supremo paquistaní, ahora confinado, estaba estudiando sobre la validez de la reelección

ISLAMABAD, 3 Nov. (OTR/PRESS) -

El presidente de Pakistán, el general Pervez Musharraf, decidió hoy decretar el estado de excepción en el país y establecer "nuevo orden constitucional provisional". En un mensaje televisado el mandatario paquistaní aseguró que su intención es volver al orden constitucional tras las elecciones generales, que se celebraran en enero, y que ha visto obligado a suspender las libertades constitucionales porque los extremistas islámicos y "las injerencias judiciales" estaban amenazando la autoridad del Gobierno. La decisión de Musharraf coincide con el proceso abierto por el Tribunal Supremo paquistaní sobre la validez de la reelección de Musharraf, el pasado 6 de octubre. De hecho, una de las primeras medidas tomadas tras la declaración de estado de excepción ha sido detener al presidente del Tribunal Supremo de Pakistán, Iftikhar Chaudhr, y la elección de un sustituto.

"El visible aumento de las actividades extremistas" y la "interferencia" de "ciertos miembros del Poder Judicial" en las actividades del Gobierno es lo que ha motivado a Musharraf a declarar el estado de excepción según reza el texto oficial de la proclamación del nuevo orden en Pakistán.

Concretamente, el mandatario alerta sobre "el visible incremento de las actividades de los extremistas" y los incidentes motivados por los ataques terroristas "que suponen una grave amenaza para la vida y la propiedad de los ciudadanos de Pakistán". También denuncia, en una clara alusión al Tribunal Supremo, que "algunos miembros del Poder Judicial trabajan con dobles propósitos" a la hora de colaborar con el Poder Ejecutivo y con el Poder Legislativo, "debilitando la resolución del Gobierno" y "diluyendo las acciones del Gobierno para hacer frente a esta amenaza".

Horas después de decretar el estado de excepción el presidente de Pakistán se dirigió a la nación en un discurso televisado en el que aseguró que su intención es que las libertades democráticas sean restauradas tras las elecciones generales, previstas en un principio para enero de 2008.

El general aseguró que el país vive una coyuntura "peligrosa" y que los extremistas islámicos y "las injerencias judiciales" estaban amenazando la autoridad del Gobierno. En su mensaje, transmitido por Pakistán TV horas después de la declaración del estado de emergencia y de la suspensión de la Constitución, culpó a los "elementos" y acusó a algunas emisoras de televisión privadas de contribuir al estado de incertidumbre.

EL SUPREMO, CONFINADO

Precisamente el Supremo fue una de las primeras instancias oficiales en en pronunciarse en contra de la declaración del estado de emergencia y en consecuencia fue uno de los primeros objetivos de las fuerzas de seguridad. Efectivos gubernamentales sitiaron el edificio del Tribunal Supremo con sus magistrados dentro hasta que unas dos horas después de la declaración del "nuevo orden constitucional provisional" Chaudhry, sustituido ya como presidente del tribunal, y los otros jueces salieron finalmente de la sede en una caravana de coches negros con escolta policial y fueron trasladados a sus residencias oficiales.

La que estuvo más rápida y precavida para no correr la misma suerte fue la líder opositora paquistaní y ex primera ministra, Benazir Bhutto, que tras conocer la decisión del presidente de Pakistán no pisó suelo paquistaní en el aeropuerto de Karachi hasta unas horas después. Bhutto había permanecido un tiempo a bordo del aparato que la traía de vuelta a Pakistán desde Dubai a la espera de más noticias sobre la nueva medida de Musharraf antes de desembarcar, algo que hizo una vez que se aseguró de que no iba a ser detenida.

Inmediatamente después de tomar tierra, la líder opositora paquistaní condenó la decisión de Musharraf y en declaraciones a Sky News, recogidas por Otr/press aseguró que "la democracia es muy importante para el futuro de Pakistán y queremos unas elecciones justas, pero a no ser que el orden constitucional sea restituido va a ser muy difícil". "Ellos (el Gobierno de Musharraf) se mueven hacia atrás, hacia la dictadura militar y lo que necesitamos es una transición de la dictadura a la democracia", sentenció.

OTR Press

Charo Zarzalejos

Optimismo contenido

por Charo Zarzalejos

Julia Navarro

El gurú de la Moncloa

por Julia Navarro

Isaías Lafuente

Eres tú

por Isaías Lafuente