Actualizado 17/02/2007 21:25 CET

Crónica Internacional.- Rice visita Irak por sorpresa y alaba el plan de seguridad de Maliki que taerá "nueva esperanza"

-El Gobierno iraquí informa que en los tres últimos días la violencia se ha reducido en Bagdad un 80% y ha detenido a 144 personas

BAGDAD, 17 Feb. (OTR/PRESS) -

Visita sorpresa de Condoleezza Rice a Irak. La secretaria de Estado norteamericana hizo hoy una breve escala en Bagdad antes de llegar a su destino final, Israel. Durante su estancia en la capital iraquí se reunión con varios mandos del ejercito estadounidense y con el primer ministro iraquí Nuri Al Maliki. Con esta visita relámpago Rice muestra su apoyo al nuevo plan de seguridad en Bagdad que se puso en marcha el pasado miércoles y que, según dijo, traerá "nueva esperanza y optimismo". Según informó la administración iraquí, durante los tres últimos días la violencia se ha reducido en Bagdad un 80 por ciento y se ha detenido a un total de 144 personas.

Tras pisar suelo iraquí, la máxima responsable de la Política Exterior del Gobierno de Estados Unidos señaló que el éxito de este nuevo plan de seguridad dependerá de cómo el Gobierno iraquí aproveche el previsible descenso de la violencia que traerá su aplicación. "Si las milicias deciden retirarse y dejar de matar a iraquíes inocentes... no puede ser malo", afirmó Rice ante los periodistas que la acompañan en el viaje. "Pero lo realmente importante es cómo los iraquíes utilicen el respiro que les proporcionará", aseguró.

Durante las pocas horas que estuvo en Bagdad la secretaria de Estado se entrevistó con el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, con mandos militares estadounidenses, y también con personal de la Embajada estadounidense en Bagdad. Antes de su reunión Al Maliki Rice señaló que este nueva ofensiva contra los grupos armados en la capital funcionará como un incentivo político para reforzar el Gobierno del primer ministro Nuri Al Maliki y que traerá a la capital "nueva esperanza y optimismo". Tras esta reunión, Rice viajó inmediatamente a Israel para entrevistarse con el primer ministro hebreo, Ehud Olmert, y el presidente palestino, Mahmud Abbas, en una cumbre tripartita para poner de nuevo en marcha el proceso de paz.

Condiciendo con la fugaz visita de Rice, el Gobierno iraquí hizo balance tres días después de poner en marcha su nuevo plan de seguridad para Bagdad. Según apuntó el brigadier Qassem al Musawi las operaciones terroristas en Bagdad se redujeron en un 80 por ciento desde el miércoles y unas 144 personas buscadas y un cierto número de sospechosos han sido detenidos.

Pero pese a los buenos resultados que dice tener el plan seguridad, lo cierto es que la situación en Bagdad sigue siendo caótica. De hecho, el avión de Rice tuvo que estar media hora sobrevoló el aeropuerto de la ciudad antes de poder aterrizar debido a que se estaba desarrollando una operación militar en la capital iraquí.

ONCE MUERTOS Y MÁS DE 65 HERIDOS

Además, hoy se produjo otro brutal atentado en suelo iraquí. Once personas murieron y otras 65 resultaron heridas en un doble atentado con coche bomba perpetrado en un mercado de la ciudad de Kirkuk, en el norte de Irak. El objetivo fue el mercado de un barrio predominantemente kurdo de ciudad en la que en la que conviven kurdos con árabes suníes y chiíes.

A una primera explosión le siguió a los pocos segundos el ataque de un terrorista suicida que empotró su coche contra la zona, una zona de mayoría kurda de la ciudad del norte del país. El atentado se produjo en las inmediaciones de unas cocheras de autobuses y en el mismo fueron destruidas una veintena de tiendas.