Actualizado 11/09/2008 14:48 CET

Crónica IPC.- La inflación cayó en agosto por primera vez en cuatro meses por la bajada del petróleo y las rebajas

- Solbes asegura que "las hipótesis de trabajo y deseos son cerrar 2008 bajo el 4%"

MADRID, 11 Sep. (OTR/PRESS) -

La inflación ha dado un respiro a los castigados bolsillos de los españoles. La bajada del petróleo, que ya cotiza en torno a los 100 dólares por barril, ha provocado que la tasa anual del IPC se sitúe en el 4,9% en agosto, cuatro décimas menos que en julio. Esta disminución, que es la primera que se experimenta tras cuatro meses consecutivos de repuntes, se debe también a la reducción del precio de vestido y calzado debido al periodo de rebajas. El ministro de Economía, Pedro Solbes, asegura que la inflación podrá cerrar 2008 por debajo del 4% "siempre y cuando el petróleo se mantenga", un pronóstico que ya adelantó el miércoles el presidente del Gobierno en el Congreso.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística han dado un balón de oxigeno a la economía española. Tras dos meses en la banda del 5%, la inflación interanual vuelve a situarse por debajo de esta barrera, influida por la moderación que ha registrado el precio del petróleo en las últimas semanas. De hecho, el barril de Brent logró bajar esta semana de los 100 dólares, lo que no sucedía desde hacía meses.

El Gobierno esperaba que el abaratamiento del crudo se trasladara a los datos del IPC, sobre todo a partir del mes de agosto. La previsión del Ejecutivo, reiterada hoy por el vicepresidente económico, Pedro Solbes, y ayer por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, es que si esta tendencia bajista del petróleo se mantiene y no hay sorpresas, el IPC acabará el año por debajo del 4%.

Pero pese al descenso de la tasa interanual, la inflación aún está lejos del objetivo para todo el año (2%) y es 2,7 puntos superior a la de agosto de 2007, cuando los precios se situaron en el 2,2%. La tasa mensual, por su lado, encadenó en agosto su segundo descenso consecutivo (bajó cinco décimas en julio) gracias, principalmente, a las rebajas y al menor coste de los carburantes.

Por su parte, la inflación subyacente (que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados) se mantuvo en agosto en el 3,5%, la misma tasa que en julio, mientras que el Indicador de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) alcanzó el 4,9% interanual, cuatro décimas menos que en el mes anterior, coincidiendo así con los datos adelantados por el INE a finales del mes pasado.

PETROLEO Y REBAJAS

El descenso en dos décimas de la inflación mensual obedeció a la caída en un 2,3% de los precios del transporte por el abaratamiento de los carburantes y lubricantes, al descenso en un 0,7% de los precios del vestido y el calzado gracias al último mes de las rebajas de verano, y a la reducción en un 0,3% de la vivienda, que el INE atribuyó casi en su totalidad a la disminución de los precios del gasóleo para calefacción.

Estos descensos contrastaron con las subidas experimentadas en ocio y cultura (1,4%) por la variación de los precios del viaje organizado, y en el grupo de hoteles, cafés y restaurantes que, con una tasa del 0,8%, se vio afectado por el encarecimiento de los alojamientos turísticos, habituales en temporada estival.

La caída de la inflación interanual en agosto se debió al comportamiento del transporte, que ha reducido dos puntos su tasa anual respecto a julio, hasta el 8,6%, como consecuencia del abaratamiento de los carburantes y lubricantes, cuyo precio se ha reducido más que hace un año.

También han influido en esta variación la vivienda, que redujo su tasa anual cinco décimas, hasta el 7,9%, por el menor coste del gasóleo para calefacción, y los alimentos y bebidas no alcohólicas, que situaron su tasa anual en el 6,8%, dos décimas menos, debido principalmente al pescado fresco y la leche, que redujeron sus precios en agosto frente a la subida que experimentaron en igual mes de 2007.

LOS COMBUSTIBLES MODERAN SU CRECIMIENTO

En cuanto a los grupos especiales, todos, excepto los bienes industriales duraderos, registraron incrementos anuales de precios. Destacó especialmente el aumento de los carburantes y combustibles (20%), aunque en tasa mensual experimentaron un descenso del 5,1%. También destacan los repuntes anuales de precios de los productos energéticos (17,6%), los alimentos sin elaborar y los productos energéticos (11,7%) y los alimentos elaborados, bebidas y tabaco 7,6%).

Por rúbricas, los mayores incrementos de precios en agosto respecto a julio de 2008 se registraron en la carne de ovino (3,9%), el turismo y la hostelería (1,6%), el transporte público interurbano (1,2%), y la carne de porcino (0,9%). En el ámbito de la alimentación, también destacan las subidas mensuales de las frutas frescas y café, cacao e infusiones, con un incremento del 0,7% en ambos casos, y cereales y derivados y otros preparados alimenticios, que experimentaron un repunte del 0,4%. En el capítulo de descensos, destacaron las patatas y sus preparados (-2,9%), el transporte personal (-2,2%), el pescado fresco y congelado (-1,5%) y el calzado de niño.

Pese al descenso mensual experimentado por algunos alimentos, como la leche, en general todos son más caros que hace un año, a excepción del pescado fresco, que es un 0,2% más barato que en agosto de 2007. Las subidas interanuales por rúbricas las encabeza la leche, con un repunte del 19,1%, seguida de los huevos (15,6%), calefacción, alumbrado y distribución de agua (12,4%), el transporte público interurbano (12,3%), los cereales y sus derivados (11,4%), productos lácteos (11%) y pan (10,8%).

Bajaron, en cambio, los precios de los objetos recreativos (-5,9%), medicamentos y material terapéutico (-2,4%), electrodomésticos y reparaciones (-1,1%) y las comunicaciones y la ropa masculina (-0,1%).

SATISFACCION EN EL EJECUTIVO

El Gobierno se muestra satisfecho por esta bajada de precios y calcula que la inflación podría cerrar el año por debajo del 4% siempre y cuando el petroleo se mantenga. No obstante, el ministro de Economía, Pedro Solbes, ha añadido un matiz a estos datos: "Esas previsiones son hipótesis de trabajo y deseos". La Comisión Europea no es tan optimista como el Ejecutivo y sitúa su pronóstico de inflación para España en el 4,5%.

Solbes, en declaraciones a TVE explicó que 3,5 décimas de las 4 en las que se redujo la inflación en agosto se deben a la moderación del precio del crudo, lo que, a su juicio, demuestra lo que siempre ha defendido: que España es "más sensible al petróleo" que otros países, de forma que cuando éste cae, la inflación cae de manera más rápida. La otra media décima de caída de los precios se debe a los alimentos, la otra vertiente donde, según Solbes, existían "fuertes tensiones inflacionistas".

El vicepresidente económico también destacó que la caída de la inflación ha permitido reducir el diferencial con la UEM dos décimas, hasta 1,1 puntos, lo que supone regresar a una senda "de mayor normalidad". En cualquier caso, Solbes subrayó que el Gobierno debe seguir trabajando para combatir la inflación.

OTR Press

Fernando Jáuregui

"Por mis santos huevos"

por Fernando Jáuregui

Victoria Lafora

El perjudicado

por Victoria Lafora

Antonio Casado

Colonización política

por Antonio Casado