10 de abril de 2020
 
Actualizado 11/09/2008 19:31:20 +00:00 CET

Crónica Mari Luz.- El juez Decano de Sevilla dice que los Cortés "hablan desde el desconocimiento" y defiende al CGPJ

- Zapatero y Rajoy muestran su disconformidad ante la multa impuesta a Tirado y animan al fiscal en su recurso

MADRID/SEVILLA, 11 Sep. (OTR/PRESS) -

Continúa la polémica por la sanción que ayer el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) imponía al juez sevillano Rafael Tirado. Frente a las continuas críticas, hoy el juez Decano de Sevilla, Federico Jiménez Ballester, defendió esta resolución asegurando que no existe corporativismo entre los magistrados, tal y como cree la familia de Mari Luz, que, dice, "hablan desde el desconocimiento" sobre este caso. Pero parece que continuará siendo una de las pocas voces favorables al fallo, ya que tanto el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como el presidente del principal partido de la oposición, Mariano Rajoy, se mostraron disconformes con la resolución. Mientras Rajoy asegura que ya ha hablado con los Cortés tras conocer la noticia, el jefe del Ejecutivo señaló hoy que se pondrá en contacto con la familia.

Jiménez Ballester se desmarca de las numerosas críticas que ayer recibía la determinación del CGPJ y aseguró que respeta y comparte la "decisión judicial" contra Tirado, ya que, a su juicio, la falta cometida por el juez, a quien se le acusa de no ejecutar una sentencia condenatoria contra el supuesto asesino de Mari Luz, Santiago del Valle, se debe al exceso de trabajo de los funcionarios y reiteró que "la justicia en España está muy mal y en Sevilla aún peor". En este sentido apostó por una reforma en el sistema judicial que adecue "la planta judicial al volumen de trabajo de los empleados y una reforma de la oficina judicial que delimite las competencias de los trabajadores".

De este modo, el juez Decano de Sevilla señaló que el fallo del máximo órgano de gobierno de los jueces es el correcto y negó la existencia de corporativismo entre los magistrados, tal y como señaló ayer la familia Cortés y en concreto el padre de la víctima, Juan José. "Creo que la familia de Mari Luz habla desde el desconocimiento cuando cree que existe un corporativismo entre los jueces y no conoce la precariedad que existe" en la Justicia española.

Hoy también se refirió a este tema uno de los vocales que participó en la votación de esta sanción. Agustín Azparren, inclinó ayer con su voto la decisión de la Comisión Disciplinaria del Consejo y hoy defendía que se esté realizando una valoración basada en el caso de la menor. "Se está valorando la conducta del magistrado, hay que olvidar el asesinato de Mari Luz", señaló. El vocal independiente añadió que, la conducta de Tirado era excelente al igual que su rendimiento que alcanzó un 150 por ciento en el segundo semestre de 2007, "por encima de lo razonable", dijo.

Pero, al parecer, la de Jiménez Ballesteros y la de Azparren continuará siendo una de las pocas opiniones a favor del CGPJ, ya que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, mostró su "disconformidad profunda" ante la sanción. "Voy a hablar con el padre de Mari Luz, eso lo dice todo", declaró Zapatero a los periodistas en el Congreso de los Diputados.

RAJOY TAMBIÉN EN CONTRA

Por su parte, el presidente del PP, Mariano Rajoy, transmitió hoy a Juan José Cortés su dolor por la multa impuesta al juez Tirado, y pidió a la Fiscalía que haga "el mayor de los esfuerzos" para que triunfe el recurso que interpondrá contra la resolución del CGPJ. Rajoy reveló haber hablado, "como en otras oportunidades", con la familia de Mari Luz, a quien le dijo que comparte el dolor que supone conocer esta decisión tras "el terrible asesinato" de su pequeña.

También el vicesecretario de Comunicación y Portavoz del PP, Esteban González Pons, calificó de "humillante" la situación y reconoció estar "tiritando de dolor" y "humillado" tras la determinación que, a su juicio "no ha sido una decisión de la justicia sino una decisión administrativa". "El CGPJ es el órgano de gobierno de los jueces. Es como si ante un error médico hubiéramos recurrido al Colegio de Médicos", matizó, al tiempo que recalcó que "no ha sido una decisión de un juez actuando como un juez, sino una decisión del órgano corporativo de los jueces".