Actualizado 27/07/2007 21:01 CET

Crónica Piqué.- Dimite el presidente del PP en Lleida tras constatar que no se cuenta con Piqué

- Sirera interpreta la salida de Montanya como "decisión personal y razonada" y coloca como sucesora a Maria José Horcajada

LLEIDA, 27 Jul. (OTR/PRESS) -

El presidente del PP en Lleida, Jordi Montanya, comunicó hoy formalmente su dimisión al presidente de su partido en Catalunya, Daniel Sirera, como consecuencia de la dimisión de Piqué. Sirera anunció en el mediodía de hoy que la secretaria general del PP en Lleida, María José Horcajada, será la nueva presidenta del partido. Y afirmó que la decisión de Montanya es una "decisión personal y razonada", y valoró al militante afirmando que ha sido una de las personas que "ha hecho posible una sociedad catalana libre, democrática y avanzada".

Montanya reconoció que tenía la esperanza de que "se impusiera la razón" para no prescindir de Piqué, pero aseguró que "de momento" no ha pensado en renunciar a su escaño de diputado. Montanya se declaró "a disposición del nuevo presidente" añadió que "va a facilitarle las cosas al máximo". Y reconoció que la dimisión de Josep Piqué y de su mano derecha, Francesc Vendrell, le cogió por sorpresa.

Sirera afirmó que la dimisión de Montanya es una "decisión razonada y personal", además de alabar el paso del militante del PP por la política catalana. El presidente del PP catalán aseguró que se seguirá trabajando para conseguir los objetivos del partido, y concluyó diciendo "aquí no ha pasado nada y seguimos trabajando".

SU RENUNCIA, LO MEJOR PARA EL PARTIDO

El presidente del PP catalán comentó que en la mañana del viernes, había mantenido una conversación "afable y amable" por teléfono con el ya ex presidente del partido en Lleida. "Me dijo que seguirá al servicio del PP catalán", y declaró que, en opinión de Montanya, lo mejor que podía hacer por el partido era "abandonar" la presidencia provincial.

Montanya consideró que su renuncia al cargo en Lleida "es lo mejor para Sirera, para el partido y también es lo mejor para poder afrontar con el máximo de garantías el reto que todos los militantes y simpatizantes de este partido tenemos en este momento, que es hacer de Mariano Rajoy el presidente del Gobierno".

"Yo albergaba el convencimiento de que finalmente se acabaría imponiendo la razón y que el partido de ninguna manera prescindiría de un activo tan importante como Josep Piqué". "Equivocada o no, esta decisión es la que tocaba tomar. Pero tengo el convencimiento de que ahora no me equivoco", añadió el diputado de PP, quién además quiso agradecer a toda la gente que ha confiado en él y en el proyecto del PP en Lleida y Catalunya "la paciencia de aguantarle", y al trato que le han mostrado los medios de comunicación de Lleida.