Crónica Sacyr.- Sacyr acuerda la venta del 33,3% de Eiffage a capital francés por 1.954 millones

Actualizado 09/04/2008 17:22:28 CET

- Destinará el dinero de la venta a cancelar la deuda del grupo asociada a la compra de esta participación

MADRID, 9 Abr. (OTR/PRESS) -

Sacyr Vallehermoso ha acordado la venta del 33,3% que tiene en Eiffage a un grupo de inversores institucionales franceses por un importe de 1.954,89 millones de euros. La empresa española destinará esta cantidad a cancelar la deuda del grupo asociada a la compra de esta participación, que a cierre del pasado año sumaba 1.713 millones de euros. Sacyr cierra esta operación para acabar con la relación de enfrentamiento que mantenía con Eiffage desde que entró en su capital hace dos años y para poder dedicarse "a otras iniciativas".

La operación se ha acordado a un precio de 63 euros por acción, frente al de 62 euros por título que el grupo que preside Luis del Rivero pagó por hacerse con este porcentaje en la constructora francesa. El precio está también por encima del cierre de Eiffage ayer, martes, en bolsa (59,80 euros por acción).

Sacyr Vallehermoso destinará los 1.955 millones de euros que obtenga por la venta de su 33,3% de Eiffage a cancelar la deuda del grupo asociada a la compra de esta participación, que a cierre del pasado año sumaba 1.713 millones de euros.

La compañía que preside Luis del Rivero ya ha anunciado también su intención de destinar el importe que obtenga de la próxima colocación en bolsa de su filial de concesiones Itínere (un máximo de unos 2.000 millones de euros) a amortizar la deuda corporativa (la atribuida directamente a la matriz), cifrada en unos 1.646 millones. Estas dos operaciones permitirán así al grupo de construcción y servicios reducir el total de su deuda financiera neta, que cerró 2007 en un monto de 19.726 millones de euros.

PONER FIN AL ENFRENTAMIENTO

La salida de Sacyr de Eiffage se produce dos años después de que se convirtiera en su primer socio y no pudiera por contra entrar en el consejo de administración de la compañía ni participar en su gestión. El acuerdo de venta de su participación en la constructora gala supondrá a Sacyr cerrar las incertidumbres que mantenía por los procesos judiciales abiertos en Francia. En virtud del acuerdo, Sacyr y Eiffage retirarán las demandas que aún están interpuestas en los tribunales.

De hecho el grupo español enmarcó la desinversión en su disposición a "poner fin a la situación existente en relación a Eiffage", en referencia clara al enfrentamiento que mantenían. Sacyr nunca pudo entrar en el consejo del grupo francés ni participar en su gestión pese a ser su primer accionista.

Además, Sacyr muestra su disposición a "dedicarse a otras iniciativas". En la actualidad ultima la colocación en bolsa de su filial de concesiones Itínere y es primer accionista de Repsol YPF, con una participación del 20% que nunca a cerrado la puerta a la posibilidad de elevarla.

El acuerdo ha sido bien recibido por los mercados. Sacyr subía un 1,02% en bolsa y sobre las 11.30 horas cotizaba a 22,81 euros por acción, en tanto que Eiffage remontaba un 1,13%, si bien cotizaba por debajo del precio de la operación, a 60,48 euros por título.