Crónica Santander.- Santander mantiene su previsión de ganar un 10 por ciento más este año pese a la crisis

Actualizado 22/09/2008 16:16:26 CET

- El Santander hará una ampliación de capital de hasta 1.600 millones de euros para comprar A&L

MADRID, 22 Sep. (OTR/PRESS) -

El Banco Santander afronta la crisis con energía. El propio presidente de la entidad, Emilio Botín, asegura que, pese a la crisis financiera mundial, mantiene su previsión de obtener un beneficio de 10.000 millones de euros este año, lo que supone un crecimiento del 10,3%. Además la dirección del Santander aprobó hoy en una junta extraordinaria de accionistas una ampliación de capital del 2,29% para costear la compra del banco británico Alliance & Leicester. Así, la entidad emitirá 143,38 millones de nuevas acciones con unos precios mínimos y máximos de 8 y 11,23 euros, respectivamente, lo que supondría unos ingresos de hasta 1.610 millones de euros.

En la junta general extraordinaria de accionistas convocada para abordar la compra del banco británico Alliance & Leicester (A&L), Emilio Botín aseguró que la entidad cántabra "está bien preparada, mejor que los competidores" para afrontar el actual escenario económico. El máximo directivo del primer banco español recordó que el Santander ha emitido deuda en los mercados por importe 21.000 millones de euros, por lo que goza de una liquidez "suficiente y adecuada"

"Los mercados financieros siguen muy alterados y las turbulencias creciendo", reconoció el presidente del Santander, si bien incidió en que el banco goza de un consistente crecimiento de los beneficios, con una tasa de más del 25% anual acumulada en los últimos diez años. "En momentos en que la coyuntura es difícil, como ahora, hay que afinar bien la gestión, poner más énfasis en el control de costes y mantenerse vigilantes", sostuvo el máximo directivo del banco,

COMPRAR EL BANCO BRITANICO

El presidente del Santander defendió ante la junta la "magnifica" compra de A&L por importe de 1.575 millones de euros para acelerar significativamente sus planes de expansión en este mercado, por considerar que encaja "a la perfección con su estrategia y crea valor". "La compra de A&L nos permite ganar tres años en nuestro plan de expansión en Reino Unido", enfatizó.

Con estos argumentos, Botín respondió a las críticas de diversos accionistas que manifestaron su rechazo a la adquisición del banco británico y a otras eventuales compras que Santander pueda acometer, teniendo en cuenta las adversidades económicas que atraviesan todas las economías mundiales.

A pesar de ello la junta de accionistas aprobó la ampliación de capital para financiar la compra de A&L y autorizó al consejo para aumentar el capital social mediante la emisión y puesta en circulación de 143.376.990 acciones, lo que supone, aproximadamente, el 2% del capital.

Asimismo, los accionistas aprobaron la entrega de cien acciones de Banco Santander a cada uno de los empleados del grupo Alliance & Leicester como gratificación especial, una vez que se haya completado la adquisición, lo que se producirá, previsiblemente, el 10 octubre, según los cálculos de la entidad cántabra.

La compra, pendiente de las pertinentes autorizaciones, se hará mediante el canje de una acción de Banco Santander por cada tres de Alliance & Leicester y constituye un paso significativo en el desarrollo del negocio en el mercado británico, donde Santander está presente desde 2004 con la compra de Abbey.