Crónica Serbia.- Karadzic empezará a comparecer mañana por crímenes de guerra ante el Tribunal de La Haya

Actualizado 30/07/2008 20:37:02 CET
Actualizado 30/07/2008 20:37:02 CET

Crónica Serbia.- Karadzic empezará a comparecer mañana por crímenes de guerra ante el Tribunal de La Haya

- Bruselas valora positivamente el gesto de Serbia, tras la detención y entrega del presunto genocida

LA HAYA/BELGRADO, 30 Jul. (OTR/PRESS) -

El ex presidente serbobosnio y presunto criminal de guerra Radovan Karadzic tiene prevista para mañana a las 16.00 la primera comparecencia ante el Tribuanl Penal Internaciona para la antigua Yugoslavia (TPIY), para responder por los cargos de genocidio, crímenes contra la Humanidad y crímenes de guerra, según confirmó el portavoz del organismo, Nerma Jelacic. Desde Bruselas se valoró muy positivamente la actuación de Serbia, tras detener y entregar a La Haya al presunto criminal, lo que puede suponer un impulso para las relaciones entre la Unión Europea y el país balcánico.

Karadzic se encuentra en la prisión de Scheveningen, en la Haya, a donde llegó esta mañana procedente de Belgrado, donde estaba retenido desde la semana pasada, en la que fue detenido después de trece años huido. El presunto genocida se encuentra recluido en una celda sencilla, que cuenta con baño propio, y dado que es probable que opte por dirigir su propia defensa, es posible que se le permita contar con un ordenador conectado a Internet, igual que se hizo con el fallecido ex presidente serbio Slobodan Milosevic.

En la propia ciudad de La Haya deberá comparecer mañana a las 16.00 ante el TPIY, en presencia del juez Alphons Orie, según informan desde el propio organismo. Según declaró el fiscal del Tribunal, Serge Brammertz, va a responder por "crímenes cometidos durante el conflicto en Bosnia y Herzegovina a principios de los años noventa", y además concretó que "está acusado de los más graves crímenes en virtud del Derecho Internacional: genocidio, crímenes contra la Humanidad y crímenes de guerra".

En concreto, señaló Brammertz, "está acusado de limpieza étinca contra los no serbios en amplias zonas de Bosnia y Herzegovina", así como de "una campaña de bombardeos y francotiradores para aterrorizar a la población civil de Sarajevo", y del "genocidio cometido en julio de 1995 en Sbrenica, cuando fueron asesinados cerca de 8.000 hombres y niños bosniacos musulmanes". Además, también será "por tomar como rehenes a 'cascos azules' y a observadores internacionales de la ONU.

El fiscal declaró que "la detención de Karadzic es inmensamente importante para las víctimas que habían esperado tanto tiempo a que llegara ese día", y también añadió la importancia que tiene para la Justicia internacional, "porque demuestra claramente que no hay otra alternativa que la detención de los criminales de guerra, y que no hay refugios seguros para los fugitivos".

GRAN PASO ADELANTE DE SERBIA

Brammertz agradeció la "cooperación" de Serbia con el Tribunal, y aseguró que las autoridades de Belgrado "se merecen todo el crédito" tras la detención y extradición del presunto criminal, lo que suponía una condición indispensable para que la Unión Europea desbloquee el Acuerdo de Asociación y Estabilización que firmaron ambas partes el pasado mes de abril.

La Comisión Europea, por su parte, se mostró "satisfecha" por la actuación del país balcánico, y reconoció que "ha tomado buena nota" de todo ello. Además, reiteraron que este paso supone un gran avance para Serbia y para las relaciones con la UE, como explicó el portavoz comunitario Amadeu Altafaj.

Druante la pasada madrugada, se produjeron fuertes enfrentamientos en Belgrado, entre los seguidores que se manifestaban en apoyo de Karadzic y la Policía serbia. En total unas 10.000 personas participaron en la manifestación, que en su mayoría llegaron en autobuses desde zonas rurales, que en muchos casos son bastiones nacionalistas.

Los altercados comenzaron cuando varias decenas de jóvenes, vinculados con grupos fanáticos violentos de fútbol, arrojaron bengalas, piedras y basureros a los agentes de la policía antidisturbios, a lo que estos respondieron golpeándoles con bastones y lanzando rondas de gas lacrimógeno.

En total 45 personas resultaron heridas leves, entre los que se encuentra un Óscar Martínez, cámara de TVE, y que según relató, fue golpeado en la espalda con una barra de hierro, aunque se encuentra "bien", y además le rompieron su cámara.. "El mitin que grababa que estaban dando los radicales se les ha descontrolado y no han podido con él", aseguró el cámara.

OTR Press

Carmen Tomás

El miedo cambia de bando

por Carmen Tomás

Victoria Lafora

Juan Marín 'dixit'

por Victoria Lafora

Antonio Casado

Orfandad representativa

por Antonio Casado