24 de febrero de 2020
 

Crónica Suceso.-Detenida casi 'in fraganti' una red de colombianos dedicada al secuestro exprés de joyeros en Barcelon

Actualizado 28/11/2007 20:40:26 CET

- La banda estaba especializada en este tipo de delitos y los desarrollaba por toda la provincia

BARCELONA, 28 Nov. (OTR/PRESS) -

Casi 'in fraganti'. Así cazaron el Cuerpo Nacional de Policía y los Mossos d'Esquadra a tres ciudadanos de origen colombiano que estaban a punto de secuestrar a un joyero en su casa de Barcelona y que supuestamente pertenecían a una banda especializada en secuestros exprés de joyeros que llevaba a cabo sus delitos en esa provincia. Las detenciones permitieron desbaratar, además, otros tres secuestros ya planficados y esclarecer uno de 2004.

En una nota conjunta, las policías nacional y autonómica catalana explicaron cómo, en la noche del 22 de noviembre, se arrestó a tres colombianos cuando pretendían secuestrar a un representante de relojes en su vivienda de la parte alta de Barcelona, del que conocían también su lugar de trabajo y las características del vehículo. Los agentes actuaron en el último momento, cuando los sospechosos ya habían entrado al aparcamiento subterráneo de la finca y subían por la escalera hacia la vivienda.

Este sistema exprés para conseguir dinero rápido también podrían haberlo utilizado en la localidad de Mataró y en la capital de la provincia próximamente. Además, se les relaciona con un suceso similar ocurrido en 2004 en Granollers.

Carlos Julio D.M., de 48 años, era presuntamente el cabecilla de la organización. Seleccionaba a las víctimas, organizaba las vigilancias y ordenaba los secuestros, en los que también participaban Leonardo Jairo R.C., de 33 años, y Jairo Humberto R., de 37. La Policía no descarta detener otros miembros después de que los tres arrestados ya se encuentren en la cárcel por orden judicial.

Durante los registros posteriores, los agentes se incautaron de 28.000 euros, gran cantidad de joyas, relojes y piedras preciosas, o documentos falsificados, entre otros objetos. Uno de los elementos que más sorprendió a las autoridades fue el hecho de que el propio joyero retenido en 2004 en Granollers reconociese entre las incautaciones objetos de valor de su propiedad, lo que despista a los agentes acerca de por qué no habían sido vendidos ya en el mercado negro.

'MODUS OPERANDI'

La intención de los detenidos para el secuestro inminente desbaratado era similar al de otros, ya que pretendían retener al hombre en casa y llevárselo al taller para robarle las joyas. A este punto llegaban después de espiar al trabajador para conocer su identidad, domicilio, negocio y familia. Una vez recabados los datos, abordaban a la víctima en la entrada de su casa para, acto seguido, quedarse uno de ellos en la vivienda con los familiares como rehenes y los otros dos viajaban en taxi junto al cautivo para desplazarse hasta la joyería pasando desapercibidos.

El inicio de las investigaciones data de verano, cuando en septiembre ambas policías se percataron de que estaban siguiendo a la misma organización y aunaron esfuerzos. En consecuencia, pusieron una vigilancia intensiva a la potencial víctima, pero no actuaron hasta el último momento.