Crónica Tailandia.- El primer ministro tailandés decreta estado de emergencia entre protestas por fraude electoral

Actualizado 02/09/2008 21:31:50 CET
Actualizado 02/09/2008 21:31:50 CET

Crónica Tailandia.- El primer ministro tailandés decreta estado de emergencia entre protestas por fraude electoral

- La Comisión Electoral recomienda disolver el partido gobernante mientras la Fiscalía investiga si hubo irregularidades

BANGKOK, 2 Sep. (OTR/PRESS) -

Tras una semana de protestas en las calles, un fallecido y más de una treintena de heridos, el primer ministro de Tailandia, Samak Sundaravej, decretó hoy el estado de emergencia en la capital, prohibiendo en la calle concentraciones de más de cinco personas y a la prensa informar sobre hechos que puedan transmitir pánico a la población. Las protestas comenzaron para denunciar que la formación que ocupa ahora el poder, el Partido del Poder Popular (PPP), cometió fraude electoral en las pasadas elecciones de diciembre. Por ello, la Comisión Electoral recomendó a la Corte Suprema disolver el partido mientras la Fiscalía investiga si las irregularidades fueron reales, aunque esto no sería una acción inmediata.

A pesar de que las propuestas callejeras comenzaron en Tailandia hace ya una semana, en la noche de hoy se endurecieron en gran medida, por lo que el Gobierno tailandés decidió tomar cartas en el asunto. De hecho, decretó el estado de emergencia, por el que actúa contra los ciudadanos, a los que prohíbe estar en las calles de Bangkok cuando formen grupos de más de cinco personas, así como a la prensa, que a partir de ahora no podrá informar de cualquier acto callejero que pueda transmitir pánico a la población.

La violencia de los protestantes obligó la semana pasada a cerrar tres aeropuertos a lo largo del país, y esperan poder hacer lo mismo con el aeropuerto Internacional de Bangkok. Los manifestantes cuentan con el apoyo del Partido de la Alianza Democrática (PAD), cuyo líder, Sondhi Limthongku, explicó que este cierre de aeropuertos "sólo temporalmente es un gesto simbólico" de protesta. Además, los manifestantes han hecho un llamamiento para llevar a cabo una huelga mañana miércoles, a la que más de 40 sindicatos ya se han unido.

La raíz de sus manifestaciones es la sospecha de que el PPP cometió fraude electoral en las pasadas elecciones de diciembre, en las que se proclamó vencedor. Por ello, el PAD persigue la destitución del Gobierno al considerar que el partido de Sundaravej es una representación del primer ministro Thaksin Shinawatraa, que fue derrocado del poder a través de un golpe de estado en 2006. De hecho, según una información de CNN recogida por otr/press, Sundaravej está intentando enmendar la Constitución para que Shinawatra no tenga que enfrentarse a los cargos que se le imputan, pues se le investiga por un caso de corrupción porque la Carta Magna impide a miembros de partidos disueltos participar en política durante los cinco años siguientes.

Ante la oleada de violencia, la Embajada española en Bangkok pidió precaución a los turistas españoles que se encuentren en Tailandia para no poner en riesgo su seguridad.

DISOLVER EL PARTIDO

Así, la Fiscalía investiga si el fraude electoral del que se acusa al partido de Sundaravej por, supuestamente, comprar votos durante las elecciones, ocurrió realmente, por lo que la Comisión Electoral de Tailandia recomendó a la Corte Suprema disolver el partido. No obstante, en caso de que finalmente se decida la disolución de la formación, no será algo de efecto inmediato.

Mientras tanto, el Ejército mantiene la seguridad de Bangkok, por lo que hoy el comandante del Ejército tailandés, Anupong Paochinda, aseguró que un golpe de Estado no contribuiría a poner fin a la actual crisis política del país y que ésta sólo puede solucionarse de forma legal y democrática. "La puerta al uso de la fuerza está cerrada. Debemos encontrar una solución por medios legales y parlamentarios", indicó en rueda de prensa.

Sundaravej decretó que los soldados tailandeses tengan poderes policiales para mantener el orden público y para intentar acabar con las protestas.

OTR Press

Isaías Lafuente

Eres tú

por Isaías Lafuente

Antonio Casado

Varas de medir

por Antonio Casado