31 de marzo de 2020
 
Actualizado 19/09/2008 18:51:19 +00:00 CET

Crónica Tecnología.- Un nuevo sistema bluetooth para orientar a ciegos se convierte en 'cicerone' para peatones.

- Los comerciantes podrán solicitar este sistema para hacer publicidad de su local por menos de 20 dólares (13,87 euros)

DETROIT, 19 Sep. (OTR/PRESS) -

Para un ciego encontrar la parada de autobús, el restaurante en el que ha quedado con un amigo, una comisaría, en caso de que le hayan robado o un baño público, mientras da un paseo, resulta complicado si no se sabe de memoria cada esquina de la ciudad. Por este motivo el colectivo invidente está de suerte, la Universidad de Michigan (EE.UU) ha desarrollado un sistema de bluetooth, llamado 'Talking Points', que fue diseñado para orientar a los invidentes mientras caminan por la ciudad. Pero no se queda aquí la cosa sino que las posibilidades que ofrece el nuevo proyecto ha hecho que los 'Talkings Points' también se pueden aplicar al resto de ciudadanos a modo de guía de puntos de interés mientras da un paseo por la ciudad. Los 'Talking Points' se presentarán en el Ubicomp 2008, en Corea del Sur, el próximo 24 de septiembre.

"Los ciegos pueden llegar del punto A al punto B. Ellos aprenden a contar pasos si lo creen necesario, pero se pierden el viaje porque no siempre saben por dónde están pasando. La idea de los 'Talking Points' es mejorar el viaje", explicó James Knox, coordinador del centro de servicios tecnológico de la Universidad de Michigan y uno de los autores del proyecto. Además añadió que los 'Talking Points' pueden "ser, primero, como constructores de una realidad virtual a través de audio para la gente con ceguera y ,segundo, puede resultar muy útil al resto de personas". Para el colectivo con visión normal, el sistema propone a los viandantes echar un vistazo a los puntos de interés o entrar en un comercio en el que estén de rebajas. Mientras que para los ciegos resulta de mucha utilidad ya que les puede ayudar con de la misma manera y, además con el aliciente de llenar esos huecos de conocimiento vacios por la falta de visión.

"Si esto funciona, puede ser un modo efectivo de etiquetar el mundo entero", afirmó Jason Stewart, estudiante en el Colegio de Información que participa en la investigación del proyecto. "Cualquier persona que tenga un lector de los 'Talkings Points' lo puede usar para conocer más sobre el lugar en donde se encuentran". Existen sistemas similares, pero los 'Talkings Points' es el primero que se utiliza con Bluetooth y se usa a través de comandos de voz. Un grupo de estudiantes ha dado al proyecto nuevas ideas, ya que Knox había creado una versión anterior de 'Talkings Points' hace algunos años, encogiendo el receptor y cambiando la tecnología de transmisión de RFID al más popular bluetooth. Además están explorando otras tecnologías como el GPS, según informaciones del servicio de noticias de la Universidad de Michigan recogidas por otr/press.

TODAVÍA NO SIRVE CON LOS TELEFONOS MÓVILES

Los 'Talking Points' incluyen numerosos componentes. Entre ellos, un dispositivo movil que recoge las señales a través del Bluetooth. En el futuro, los teléfonos móviles podrán ser receptores, pero, de momento, este prototipo no es un teléfono. En un dispositivo un poco más grande. Si el ciudadano quiere conocer más sobre la oferta puede solicitarlo a través de la voz o el tacto. Los dueños de locales interesados en que la gente reciba información sobre sus locales solicitarán las etiquetas de Bluetooth en la página web en sus locales (por menos de 20 dólares, 13,87 euros), de esta manera, al pasar cerca, el dispositivo conectaría con la etiqueta de Bluetooth y la persona en cuestión recibiría la información.

"Este proyecto permite el aumento de un tipo de realidad" afirmó Hilden, uno de los estudiantes que presentará el proyecto en el Ubicomp el 24 de septiembre. "Esto muestra como podemos tomar información de internet y trasladarla a la realidad para ayudar a la gente a que tome conciencia de lo que les rodea y de las numerosas posibilidades que hay disponibles", añadió Hilden.