Actualizado 16/06/2007 02:00 CET

Fermín Bocos.- Políticos desalmados

MADRID, 16 Jun. (OTR/PRESS) - El trato dado por el Gobierno de Libia a la tripulación del pesquero español "Santa María de Loreto" que transporta a una veintena de náufragos -uno de ellos, cadáver-, es intolerable. Un barco que navega con un ser humano muerto debe poder atracar en el puerto más cercano. Quien omite el cumplimiento de la más elemental de las leyes del mar debería ser sancionado por la comunidad internacional.

El problema de los inmigrantes que llegan desde África está revelando el registro más duro, deshumanizado y egoísta de muchos de los responsables políticos actuales. De los libios, desde luego, pero también de los gobernantes de uena parte de los países de la UE que han dejado que España, Italia y Grecia -la frontera sur de la Unión -se las apañen como puedan.

Tengo para mí que en este caso la gestión de nuestro Ministerio de Asuntos Exteriores ha sido correcta. Tanto el ministro Moratinos como Bernardino León, han hecho cuanto estaba en su mano para convencer a las autoridades de Trípoli. La zozobra de José Luis Estallo, el armador del barco pesquero de Santa Pola que se hizo cargo de los náufragos es comprensible y la actitud solidaria y compasiva de los marineros, encomiable. Como españoles, nos honra a todos su gesto humanitario y la gesta que supone navegar a mar abierto en las precarias condiciones en las que lo están haciendo.

Fermín Bocos.

"

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

Mear fuera del tiesto

por Francisco Muro de Iscar

Fernando Jáuregui

Urgente: avanzar hacia 2019

por Fernando Jáuregui

Victoria Lafora

El perjudicado

por Victoria Lafora