Antonio Casado.- El PP se europeiza

Publicado 12/04/2014 12:00:15CET

MADRID, 12 Abr. (OTR/PRESS) -

El dedo perezoso de Mariano Rajoy al final se convirtió en dedo mandón. Es la deducción lógica de toparse en los dos primeros puestos de la lista del PP a las elecciones europeas del 25 de mayo a dos figuras notables del partido que, cuando sonaron sus nombres en las quinielas previas, ambos declararon públicamente su escaso interés por figurar en ese cartel electoral.

El aún titular de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, será finalmente el numero uno de la lista. No obstante, declaraba hace algunas fechas: "Creo que no iré de candidato a las elecciones europeas. Estoy muy contento donde estoy y me queda una apasionante segunda parte de la Legislatura". Pues toma dos tazas.

De número dos irá finalmente Esteban González Pons, actual vicesecretario general del PP en Estudios y Programas. Pero cuando su nombre apareció hace unos días en las quinielas, no tardó en salir al paso del rumor, asegurando en una conversación informal con periodistas que a él tampoco le atraía la idea de dedicarse a la política europea. Claro que donde hay patrón no manda marinero.

Los dos son pesos pesados en PP. Por tanto, la apuesta por estos nombres confirma el vértigo del presidente, Mariano Rajoy, ante su primer examen electoral después de ganar con holgura las últimas elecciones generales. Ahora ya no son encuestas sino urnas de verdad que, como él sabe perfectamente, van a ser leídas en clave doméstica. De incierto resultado. Según todas las pistas, van camino de confirmar el hachazo que la crisis económica ya ha descargado sobre el PP en un porcentaje similar al sufrido por el PSOE en noviembre de 2011.

En definitiva, que Rajoy ha puesto al frente de la lista europea al ministro mejor valorado por los ciudadanos y, sin ninguna duda, el más capaz de moverse por los pasillos de Bruselas como por su propia casa. Y de número dos, a un dirigente de primera línea y excelente comunicador, como Esteban González Pons, cuya estirpe valenciana (la Valencia de los chanchullos) le ha dañado injustamente en su escalada interna. Un buen tándem electoral, designado cinco minutos antes de que en la calle se empezara a pensar que la falta de lista europea no trasladaba la imagen de un partido dividido sino paralizado, en el que nadie quería añadir a su biografía un probable revolcón electoral.

Finalmente se diluye la sensación de que el PP no le estaba dando a estas elecciones la importancia que tienen. Entre otras cosas, porque será la primera vez que, amén de los europarlamentarios, el presidente de la Comisión (gobierno de la UE) será elegido por el Parlamento y no negociado bajo la mesa por los jefes de Estado y de Gobierno, porque el 80 % de las decisiones del Congreso de Diputados son en realidad trasposiciones de directivas europeas, porque nuestro futuro depende en gran parte de lo que se decide en Bruselas, etc.

Mejor así.

Para leer más

OTR Press

Victoria Lafora

Seguirán viniendo

por Victoria Lafora

Luis Del Val

¡Qué raro!

por Luis Del Val

Charo Zarzalejos

Disputa por la oposición

por Charo Zarzalejos