Publicado 24/11/2022 08:00

Fermín Bocos.- A Bildu le va bien con Sánchez

MADRID, 24 Nov. (OTR/PRESS) -

A cambio del apoyo de los cinco diputados de EH Bildu a los Presupuestos, el Gobierno de Pedro Sánchez ha pactado transferir a Navarra antes del 31 de marzo las competencias en materia de Tráfico. La principal consecuencia será la retirada de Guardia Civil de las carreteras de la comunidad autónoma. Era una vieja aspiración de la formación heredera del mundo de Batasuna. Su rencor hacia la Benemérita viene de lejos. No han olvidado el papel decisivo de la Guardia Civil en la lucha contra la banda terrorista ETA.

Qué el PSOE haya buscado y conseguido el apoyo de Bildu tiene un significado que al tiempo que refleja la falta de escrúpulos de Pedro Sánchez describe su forma de entender la política. Vive al día. Gato negro, gato blanco. Y los partidos separatistas se aprovechan de la precariedad parlamentaria del PSOE. ERC consiguió el indulto a los líderes del proceso sedicioso y ahora pacta la supresión del delito de sedición. También el PNV ha conseguido mejorar el cupo y otras contrapartidas aunque, tras el avance de la relación de Bildu con Sánchez, es posible que estén algo mosqueados porque Arnaldo Otegi se promociona como aspirante a "lehendakari" y, llegado el caso, sí los números dieran , no sería descartable que pudiera contar con el apoyo del Partido Socialista de Euskadi.

No son noticias del futuro pero la reflexión acerca de un escenario que no habría que descartar quizá pueda llevar a los dirigentes del PNV a un acercamiento al PP ahora dirigido por un político como Alberto Núñez Feijóo, cuya larga experiencia como presidente de Galicia supone un punto favorable de cara a futuros entendimientos. Pero ni será sencillo, ni será pronto. Y, si llegara a producirse, no sería antes de conocer el resultado de las elecciones locales de mayo.

Para lo que no hay que esperar, porque lo tenemos delante de los ojos, es para saber que una vez que sean aprobados los Presupuestos, la maquinaria propagandística de La Moncloa se empleará a fondo para tratar de implantar en el ánimo de la gente un relato "buenista" según el cual las concesiones a los separatistas catalanes y vascos están más que justificadas porque -como repitió Sánchez en el Senado-ahora estamos mucho mejor que hace cuatro años. Algunos más que otros, claro.

Contador