Publicado 10/09/2020 8:00:16 +02:00CET

Fermín Bocos.- El pasado nunca muere

MADRID, 10 Sep. (OTR/PRESS) -

En general, los políticos cuando están en el poder se olvidan de que sus actos quedan grabados en la memoria de sus subordinados. Memoria que así que desaparece la dependencia jerárquica recobra autonomía. Quienes desde el poder actúan o instan a sus colaboradores a perpetrar acciones de dudosa legalidad olvidan que el tiempo no borra el pasado. Esperar que sus antiguos subordinados se instalen en el silencio como viejos samuráis que nada esperan es un error.

Lo están descubriendo estos días -ya alejados del poder- el antiguo ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz y la también ex ministra de Defensa y antigua secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. El origen de sus futuros males tiene que ver con los mensajes telefónicos que cruzó hace un tiempo Francisco Martínez , ex secretario de Estado de Interior con un juez de la Audiencia Nacional. Martínez que está investigado en el sumario del caso "Kitchen" sería -según su decir- depositario de los pormenores que rodearon una operación ilegal encaminada a deshacerse de pruebas que tenía en su poder Luis Bárcenas, ex tesorero de PP procesado por diversos delitos relacionados con la financiación ilegal del partido. Martínez que dice haber cometido el "grandísimo error de ser leal" a quienes califica de "miserables", incluye también en éste apartado infamante a Mariano Rajoy, ex presidente del Gobierno.

Martínez dice tener pruebas que demostrarían el espionaje ilegal a Luis Bárcenas llevados a cabo por funcionarios policiales que supuestamente obedecían órdenes de aquellos a quienes Martínez señala con verbo destemplado. Todo este asunto que devuelve el eco de días en los que se hizo famoso aquel: "Luis,sé fuerte" mensaje de Mariano Rajoy a Luis Bárcenas el tesorero que acababa de ingresar en prisión y allí sigue, revela que el pasado mal enterrado o como en éste caso, por juzgar, acaba regresando para cobrarse venganza. O justicia. Los jueces dirán.

Contador