Fermín Bocos.- Sánchez, lluvia fina

Publicado 14/11/2018 8:01:49CET

MADRID, 14 Nov. (OTR/PRESS) -

A juzgar por el resultado de las últimas encuestas publicadas (no me refiero a la del CIS), las expectativas de voto del PSOE están en alza. No crece hasta alcanzar las cotas de antaño con Felipe González o Rodríguez Zapatero, pero Pedro Sánchez parece que rompe su propia mala racha de cuando por dos veces en 2015 y en 2016 acudió a las elecciones encabezando lista y en las dos el PSOE perdió votos y escaños. El escaparate, los recursos mediáticos y los asesores que brinda el poder, profesionales inteligentes como Iván Redondo o José Manuel Albares, están siendo bien aprovechados. Y esa es la estrategia que cultivan en La Moncloa. Lluvia fina. Aguantar con o sin Presupuestos propios -si hace falta Sánchez prorrogará los de Rajoy-.

El PSOE sólo cuenta con 85 diputados pero uno de esos sondeos (La Vanguardia) les da una alegría pronosticando 109 con cerca de un 27% de porcentaje de votos dejando al PP que hoy tiene 137 diputados en un 22% que se traduciría en 92 diputados. Prácticamente empatado con Ciudadanos. Podemos retrocedería. Los 71 diputados de hoy mermarían hasta quedarse en 48.

Si estas estimaciones demoscópicas se vieran refrendadas por las urnas, volveríamos otra vez a tener un Parlamento fraccionado. Sin mayoría en ninguno de los dos bandos del bloque tradicional derecha/izquierda. Lo que equivale a decir que la llave de la gobernación (que no es lo mismo que la estabilidad) seguiría en manos de los partidos independentistas y nacionalistas. Tendríamos, pues, más de lo mismo, pero con algunos rasgos novedosos: Ciudadanos (Albert Rivera) estaría a punto de lograr el "sorpasso" respecto del PP. El partido que durante los últimos treinta años monopolizó el centro derecha no habría rentabilizado el cambio de liderazgo de Mariano Rajoy por Pablo Casado. Quizá necesite más tiempo.

La otra novedad sería la mengua de Podemos. Este movimiento, otrora compacto, acusaría el efecto de las divisiones internas fruto de las disputas por la hegemonía entre dirigentes de sus diversas corrientes. Al parecer, el pacto político de su líder Pablo Iglesias con Pedro Sánchez, tampoco les habría favorecido. A la vista de estos resultados a quién beneficia la situación es al líder socialista. En fin, las elecciones quedan lejos, el presidente del Gobierno tiene dicho que pretende agotar la legislatura, y además estamos hablamos de encuestas.

Contador

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

Un Gobierno sin futuro

por Francisco Muro de Iscar

Carmen Tomás

Mareando la perdiz

por Carmen Tomás