Fernando Jáuregui.- Pues sí: Rajoy quiere ganar las elecciones

Actualizado 07/05/2014 12:00:31 CET
Actualizado 07/05/2014 12:00:31 CET

Para leer más

Fernando Jáuregui.- Pues sí: Rajoy quiere ganar las elecciones

MADRID, 7 May. (OTR/PRESS) -

Dentro de lo que parece ser una campaña caótica y desorganizada, al menos en las sedes de los dos principales partidos, a uno le llaman de todas partes: Zaragoza, Cuenca, Bilbao... Que a todas esas ciudades, y a más, va el presidente mitinero, Mariano Rajoy. En unos sitios, con el candidato oficial, Miguel Arias Cañete; en otros, pedaleando en solitario. El habitualmente poco comunicativo -por decir lo menos- Rajoy se explaya ahora en emisoras de radio, apoyado en los bastante buenos resultados de afiliados a la Seguridad Social, en los indicios de tímida recuperación económica, pero recuperación al fin, y en la cierta alegría primaveral que poco a poco difumina el nacionalpesimismo tradicional por estos pagos, que ya nos ha dejado dicho el presidente que no hay que ser cenizo, hombre.

Sorprende este florecer del hombre lejano, silencioso y calmado. Ya nos ha dado a entender que no solo espera ganar las elecciones europeas, aunque sea perdiendo votos y escaños con respecto a las anteriores -lo importante es ganarle al PSOE-, sino que se presentará a la reelección para seguir en La Moncloa. Y, si la economía le ayuda, es posible que hasta lo consiga, aunque mucho dependerá de lo que salga de las primarias en el PSOE, que esa es otra.

Rajoy, a quien ahora casi todo parece salirle bien -hablo de economía, claro; lo de Cataluña y lo del atasco político es otra cosa-, va a por todas y hasta ha abandonado su ritmo algo paquidérmico para imprimir dinamismo a lo que hace. Y, así, lo mismo aparece por sorpresa en un mitin en su Pontevedra natal que se lleva al primer ministro nipón a abrazar al apóstol en Santiago o que concede una entrevista 'dura' a la SER, eso sí, el mismo día en el que sabía que habría una muy buena noticia sobre el paro. Y, así, deja que sean los segundos escalones, incluyendo en ellos a Arias Cañete, los que se sacudan a modo, sobre todo con los socialistas, que, a su vez, también sacuden a modo a los 'populares', evidenciando que, en las campañas, es cuando preferentemente aparecen los casos de corrupción pretéritos y los ataques más feroces. Y evidenciando también, lo digo ahora que empieza la campaña 'oficial' de cara al 25-M, que no hay nada nuevo... bajo el sol político. Excepto, claro, que ahora sabemos que Rajoy está dispuesto a ganar el próximo día 25 y en marzo y noviembre de 2015. El chiste que hacen algunos monclovitas es que no gana las primarias en el PSOE porque no se presenta, que si no... Por moral alta que no quede.

Para leer más

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

Refugio de esperanza en Palabek

por Francisco Muro de Iscar

Victoria Lafora

Caos en la Generalitat

por Victoria Lafora

Carmen Tomás

El PP presenta programa

por Carmen Tomás